Aquest lloc web utilitza galetes per aportar una millor experiència de navegació i un servei més personalitzat. Si continues navegant, considerem que acceptes el seu ús. OK

Descubriendo la alimentación vegana

El veganismo va un poco más allá del vegetarianismo

Publicat el 11 de Novembre de 2014

¿Qué es la comida vegana?

Apostar por la alimentación vegana es excluir de la dieta cualquier producto de origen animal (también los huevos, la leche y la miel ya que, aunque consumir estos alimentos no significa sacrificar un animal, sí que altera su ciclo natural.). Podríamos decir que el veganismo va un poco más allá del vegetarianismo, que sí que permitiría estos alimentos en la dieta, motivo por el que decantarse por la alimentación vegana también significa haber subido un peldaño más en la concienciación del respeto a los animales.

Aunque la opción de la alimentación vegana es antiquísima, no es hasta mediados del siglo XX que Donald Watson fundó en Inglaterra la primera sociedad vegana del mundo, inventándose el término vegano a partir de la palabra vegetariano, eliminando la parte media del vocablo.

 

¿Qué alimentos incluye la dieta vegana?

- Frutas y verduras: frutas dulces (higos, dátiles, peras, caquis…), ácidas (ciruelas, limón, piña, pomelo, ciertos tipos de naranjas) y semiácidas (determinados tipos de uva y algunos melocotones) y oleaginosas (coco, aceitunas y aguacate).

Las frutas y verduras aportan vitaminas, minerales y fibra, además de un electromagnetismo que sólo pueden aportar los alimentos vivos.

- Legumbres: lentejas, judías, garbanzos, soja, azuki y habas.

Las legumbres nos dan proteínas e hidratos de carbono.

- Cereales: trigo, arroz, cebada, espelta, avena y otros alimentos con la misma función (quinoa, amaranto y trigo sarraceno).

Los cereales son ricos en hidratos de carbono y proteínas. Los cereales, si son integrales, también aportan fibra, además de ser mucho más ricos en nutrientes.

- Semillas oleaginosas (son ricas en proteínas y lípidos de alta calidad): avellanas, almendras, nueces, piñones, anacardos…

- Algas: son la fuente de minerales más rica del mundo vegetal, con una muy importante cantidad de hierro, calcio, etc. También destacan por sus vitaminas y fibra, además de ser un complemento proteico importante.

 

¿Qué técnica de cocción usamos para cocinar alimentos veganos?

Cuanto más veganos se es, menos calor se le da al alimento. En el crudiveganismo, por ejemplo, no hay proceso de cocción y los alimentos no se calientan a más de 40-45 grados centígrados y siempre por procesos naturales, como el sol.

 

¿Cuáles son los beneficios de la alimentación vegana?

- Las digestiones son más fáciles porque evitamos las proteínas complejas de origen animal.

- Es saludable porque nos ahorramos los tóxicos propios del metabolismo del animal y las diferentes medicaciones que recibe.

- Evita los efectos energéticos nocivos producidos por el hacinamiento, sufrimiento y estrés que sufre el animal.

- Mejora el tránsito intestinal porque la dieta está compuesta por alimentos ricos en fibra.

- Evita la leucocitosis. Cuando tomamos verduras y frutas crudas (crudiveganismo), casi no hay leucocitosis, puesto que es el tipo de alimentación más natural.

 

¿Cuáles son las posibles carencias de la alimentación vegana?

- Las proteínas vegetales no son proteínas completas. Hay que saber combinarlas para crear proteínas de calidad y de alto valor biológico. Por ejemplo: mezclar cereales con legumbre verde, cereales con algas, legumbres con algas, etc. También hay que compensar estas combinaciones con frutas oleaginosas y semillas oleaginosas.

- Existe una carencia de los ácidos grasos esenciales Omega 3 y Omega 6 (en la alimentación convencional se obtiene del pescado azul). En la alimentación vegana hay que tomar necesariamente  aceite de linaza y complementarlo con los lípidos de las semillas oleaginosas. Son necesarios para las prostaglandinas (importantes para el sistema nervioso, endocrino, inmunológico…).

- Existe también una carencia de la vitamina B12. Por eso es necesario tomar un complemento periódicamente.

 

¿Qué te recomendamos?

El veganismo y el vegetarianismo son las formas más naturales de comer, si atendemos a la morfología del ser humano (ya lo han dicho reconocidos científicos como Georges Couvier o Charles Darwin). Sin embargo, no aconsejamos que nadie se pase al veganismo sin tener previamente unos conocimientos completos. En Internet hay mucha información pero no toda es buena: pueden llegar a decirse verdaderas barbaridades. Por lo tanto, si no se tiene un conocimiento completo para saber discernir hay que acudir a un profesional.

 

Raúl Arqueros

Profesor de Naturopatía en FAC Centro Terapéutico Alternativo de Cataluña