Aquest lloc web utilitza galetes per aportar una millor experiència de navegació i un servei més personalitzat. Si continues navegant, considerem que acceptes el seu ús. OK

Tractament

Escola la intervenció de la Griselda Vidiella sobre com les emociones afecten la nostra salut, emesa el dia 17 de setembre de 2014 al programa "Què vols ser?" de Ràdio Barcelona (Cadena SER). "Què vols ser?" és un programa per a millorar el nostre benestar, per a apoderar-nos i ser protagonistes de la nostra existència i no víctimes de les circumstàncies.
Imponer las manos sobre alguien es un gesto de interpretación diversa. En la religión católica, por ejemplo, la simbología ha sido extensa en la Biblia atribuyendo a Jesús y a los apóstoles propiedades sanadoras en este gesto. Salvando las distancias, y aterrizando en nuestro siglo, la imposición de manos forma parte de la técnica del Reiki (energía vital universal, en japonés), una terapia energética reconocida por la misma Organización Mundial de la salud y que algunos centros hospitalarios están usando de forma experimental para tratar a sus pacientes.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) en su documento Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2014-2023, apuesta abiertamente por incorporar a los sistemas públicos de salud las denominadas medicinas tradicionales y medicinas complementarias como solución a los problemas sanitarios que vive el mundo a causa de la crisis. Para la OMS el conjunto de ambas medicinas o MTC, incluye la naturopatía, la acupuntura, la homeopatía, algunas terapias manuales como la quiropráctica, la osteopatía y otras técnicas afines, incluidos qi gong, tai chi, yoga, medicina termal y otras terapias físicas, mentales, espirituales y psicofísicas.<br />
En el artículo de esta semana, nos hacemos eco de un estudio médico, realizado por el Departamento de Anestesiología de la Universidad de Pittsburgh en los EE.UU. en el que se reportaron mejoras sintomáticas en pacientes aquejados de cáncer, tras haber recibido tratamiento de reiki en los propios centros oncológicos en los que se encontraban ingresados. Este estudio fue llevado a cabo por los investigadores Marcus DA, Blazek-O’Neill B, Kopar JL.