EXPERIENCIAS

 

Te invitamos a compartir tu experiencia en el Centro FAC para que puedas expresar libremente cuáles han sido las sensaciones, emociones, cambios, amistades, etc. que has encontrado en nuestro centro. Tu opinión nos interesa y nos ayuda a seguir trabajando para mejorar los servicios que ofrecemos. Envíanos tu opinión a info@centrefac.org.

Bàrbara

“Ara sé el que vull, sóc jo, i cada decisió de la meva vida la prenc jo i només jo”

El juliol de 2012 vaig venir perquè, bàsicament, no sabia què volia. Feia ja temps que sabia que “no era jo”… i segurament això anava lligat. No estava connectada!

Els primers dos mesos d’estar per Vallvidrera vaig canviar l’ansietat per la tristesa i, poc a poc, em vaig anar trobant.

Ara, un any i cinc mesos més tard, sé el que vull, sóc jo, i cada decisió de la meva vida la prenc jo i només jo.

Tots els terapeutes de FAC m’han ajudat moltíssim: la capacitat de relaxar-me de l’Olga, la Mercè, la “canya” del Santi, la màgia del Pol, etc. Tots ells m’han donat setmanalment tranquil•litat, confiança i benestar amb mi mateixa.

Gràcies sentides!

Antonio

“Ahora salgo siendo yo mismo, conociendo y sintiendo lo que hago, controlando las situaciones, y teniendo claro que el futuro lo inventamos nosotros”

Cuando llegué a FAC era una persona absolutamente perdida, incapaz de escuchar ni a mi cuerpo, ni a mis emociones, ni a las personas cercanas que buscaban mi bienestar. Gracias a mi madre, una persona que por diversas circunstancias me ha enseñado que existe otra forma de vivir la vida que tenemos, conocí el Centro y a Griselda… una persona que, ya desde el primer vistazo, te deja impactado o pensativo por su forma de ser y por su tranquilidad.

En la sesión inicial, cuando empezaron a salir los tomates, es cuando conecté con lo que iba a significar estar en un sitio en el que ayudan a tu cuerpo a regenerarse y a ser entendido desde la raíz de los problemas.

Sesión a sesión, fui dándome cuenta de que cada terapeuta tenía una “misión” respecto a mi tratamiento, y que la combinación de uno u otro era importante para conocerme mejor. Es curioso darse cuenta cómo una misma técnica, como puede ser el Shiatsu, aplicada de una forma u otra mejoraba mi estado físico y mental.

Por otro lado, compartir conocimiento e información ha sido de gran ayuda, tanto, que he podido buscar soluciones muy interesantes a problemas puntuales de mí día a día.

En definitiva: llegué siendo una persona insegura, nerviosa, arisca, con un gran cúmulo de problemas y con miedo al futuro. Ahora salgo siendo yo mismo, conociendo y sintiendo lo que hago, controlando las situaciones, y teniendo claro que el futuro lo inventamos nosotros. De hecho, tengo una nueva máxima que aplico a mi vida y comparto con mi equipo en la agencia: “Empieza cada día como si tú lo inventaras y recuerda hacer las cosas con pasión”.

¡Feliz año a todos y gracias de corazón!

Diciembre de 2013.

Anna

“Ahora soy otra persona. Lo noto yo y la gente que está a mi alrededor”

¡Quiero dar las gracias porque me siento de maravilla! Hace casi un año que vine al centro. Por entonces, mi cabeza daba mil vueltas por simples tonterías y físicamente también me sentía fatal. Ahora soy otra persona. Lo noto yo y la gente que está a mi alrededor.

Puedo decir que soy absolutamente feliz y me siento tranquila y con mucha confianza y agradecimiento a la vida.

¡Hacéis vuestro trabajo con mucho amor y esto ayuda mucho! ¡Qué sigáis así!

Diciembre de 2013.

Quim

“Espero que aquestes ganes de fer coses em durin molt de temps”

Hola!

Sóc en Quim! Quan vaig arribar per primera vegada a FAC estava fet un “nyap”: males digestions, mal d’esquena, mal caràcter, etc. El pitjor de tot era que amb prou feines aconseguia acabar la meva jornada laboral (gairebé no tenia vida!).

La teràpia ha tingut un efecte molt suau. Tot i que la majoria de dies marxava a casa amb ganes de sopar i ficar-me al llit, no he patit gairebé gens (bé, excepte la “mala llet” que sortia de forma incontrolada durant els primers mesos, jeje).

Tinc molt bon record de totes les sessions i sento una gran estima pels terapeutes. Crec que he connectat amb tots. Sou genials!

I ara… no sé ben bé… El que sí està clar és que em trobo molt millor. Espero que aquestes ganes de fer coses em durin molt de temps.

Una abraçada ben forta i moltes gràcies!

Desembre de 2013.

Patricia Pastor

“Soy una persona totalmente nueva. Soy lo que deseaba ser”

Cuando llegué a FAC era una persona totalmente diferente a la que soy hoy. En un principio me sentía frustrada; tenía la sensación de no haber encontrado mi paz interior. No había alcanzado el equilibrio entre mente y cuerpo y ello se manifestaba con dolor corporal, entre otros síntomas, alimentando la inseguridad de mi ser.

No llegué a FAC en mis mejores condiciones pero a día de hoy puedo decir que me voy con las mejores. FAC me ha ayudado a cambiar porque yo lo deseaba. FAC me dio el método y yo empleé las herramientas.

A lo largo de este año he ido notando los cambios y, para hacerlo, ha sido necesario implicarme tanto a nivel de dedicación como a nivel de asimilación.

Yo sufría trastornos de alimentación (bulimia). Gracias a la atención que me iban dando desde FAC, mi riesgo iba disminuyendo y actualmente ya no tengo ningún problema alimentario. Paralelamente a la bulimia, me autoagredía para encontrar el alivio y, a día de hoy, soy incapaz de hacerme daño. Me quiero muchísimo.

Soy una persona totalmente nueva. Soy lo que deseaba ser. He encontrado mi camino y, aunque ha sido doloroso, volvería a repetirlo. Me ha encantado estar en FAC y la experiencia que me ha aportado.

Octubre de 2013.

Maria José Miras

“Centre FAC fue el primer paso de un camino de transformación, hacia una mayor consciencia vital que me permite afrontar y gestionar de forma positiva la vida”

Hace ya 4 años que mi hija Berta murió en el acto en un accidente con 17 años. Lo que supone seguir adelante en estas circunstancias es indescriptible. El dolor y la incertidumbre te superan. Yo sabía que necesitaba ayuda pero no quería ponerme en manos de psicólogos ni psiquiatras y no quería suavizar mi dolor con medicamentos pues lo que yo estaba sintiendo no era una enfermedad sino una pena enorme que quería vivir con toda su plenitud de una forma natural y también espiritual.

Conocía la existencia de Centre FAC desde hacía tiempo por mi hermana y no dudé en acudir a ellos en este momento tan delicado de mi vida. Desde la primera visita con Griselda supe que estaba en el lugar adecuado y encontré la paz, la comprensión, el estímulo y el amor necesarios para salir adelante.

Fueron nueve meses de terapias y talleres de crecimiento personal que no sólo me ayudaron a poder vivir el día a día con serenidad sino que sirvieron para profundizar en mi interior y conocer facetas de mi misma que desconocía y que me han llevado a ser más auténtica, a vivir más en coherencia y en armonía con mi esencia, a crecer como ser humano, a ser libre y en definitiva a evolucionar.

A raíz de este trabajo interior, he podido reinventarme profesionalmente y ahora trabajo en lo que verdaderamente me gusta.

Centre FAC fue el primer paso de un camino de transformación, hacia una mayor consciencia vital que me permite afrontar y gestionar de forma positiva la vida.

¡¡Muchas gracias al equipo de profesionales de Centre FAC por la gran labor que lleváis a cabo!!

Octubre de 2013.

Esther Barba

“Se han acabado las crisis, y su carácter y su forma de ser han cambiado. Mi hijo es totalmente otra persona”

No sé ni por dónde empezar… Empezaré por una gran desesperación que hace unos meses llegó a mi casa con mi hijo de 5 años. Sufría crisis nocturnas de una duración de hasta 15 min. cada una. Eran una mezcla de terrores nocturnos, con sonambulismo, pánico, chillidos y corría por todo el piso con gran desesperación. El corazón parecía que se le iba a salir del cuerpo mientras lloraba desconsoladamente todas las noches. Eran de 4 a 5 crisis muy duras y difíciles de llevar.

Después de 5 meses de pruebas, como electroencefalogramas, resonancias en la cabeza, polisomnografías nocturnas varias, e ingresos hasta en la UCI, los médicos continuaban muy perdidos y me decían que creían que sufría epilepsia.

Entonces, alguien me habló del CENTRE FAC. Muy desesperada, acudí un día sin saber realmente dónde iba ya que nunca había oído hablar de la terapia alternativa; pedí visita urgente con Griselda esa misma semana suplicando ayuda. ¡¡¡¡Estaba desbordada!!!! Al estar la agenda de Griselda muy llena, me dieron un primer diagnóstico con Montse. Tengo que reconocer que no fui muy convencida a la visita pero hoy por hoy, unos meses después, tengo que darle gracias a Montse por la ayuda tan grande que nos dio.

Mi hijo, después de 2 terapias semanales, antes de 1 mes estaba totalmente cambiado. Se han acabado las crisis, y su carácter y su forma de ser han cambiado. Mi hijo es totalmente otra persona. Continuamos las terapias unos meses más. Montse me comentó que mi hijo es especial. Es un niño Índigo Cristal. Yo sabía que mi hijo era especial, ¡¡¡lo percibía!!!

Por motivos varios, tuve que interrumpir la terapia de mi hijo pero tengo mucho que agradecer al CENTRE FAC, a todo el equipo que está detrás de este centro, a OLGA por su atención y su cariño transmitido a mi niño. Pero ahora necesito ayuda YO. Creo que le transmito toda mi energía negativa a mi hijo. Estoy que no puedo coordinar los pasos de mi vida, y si no me curo yo primero de estos bloqueos internos nunca podré tener a mi hijo en plena paz y armonía. Tengo hora pedida en el centro y estoy segura que me van a ayudar como ayudaron a mi hijo, y me sacarán de este malestar que no me deja disfrutar de esta vida.

Dentro de unos meses me volveré a poner en contacto con vosotros para transmitiros mis cambios porque tengo total confianza en que me van a ayudar, como ayudaron a mi niño de tan solo 5 años. ¡¡¡¡ES INCREIBLE!!!! GRACIAS A VOSOTROS POR EXISTIR. Ahora os necesito YO para poder continuar DESPUÉS con mi hijo y acabar de limpiarle esa energía negativa que creo que le estoy transmitiendo.

Septiembre de 2013.

Marta

“Conèixer FAC ha estat conèixer-me a mi mateixa”

Conèixer FAC ha estat conèixer-me a mi mateixa; m’han ajudat a treure’m les pors i la meva vida ha fet una canvi de rumb. Gràcies a tot l’equip de professionals, i a tu, Griselda, per la vostra aportació a la meva nova vida, una una nova vida plena d’il•lusió, alegria i felicitat. Una cosa que he après amb tot plegat: per tirar endavant fa falta veure-hi més enllà.

Ana

“¿Cómo estamos ahora? Yo, en la gloria. Por lo bien que me encuentro yo […] y por lo bien que se encuentra mi marido”

Por qué fuí al FAC: Mi marido nunca ha acabado de encontrarse bién: tendencia a la depresión, baja autoestima, dolores de espalda y muchos problemas de estómago. Habia hecho bastantes terápias con psicólogos, psiquiatras…. pero nunca se ha acabado de encontrar bién del todo.

Por la parte que “me toca”, andaba como loca buscando algun profesional… alguna terápia… que le pudiera ayudar. Unas compañeras del trabajo me hablaron de la FAC, ellas habían ido, estaban encantadas, y me lo aconsejaron. Así que se lo planteé a mi marido, y el, un poco reticente pero dispuesto, me propuso que fuéramos los dos, que todos tenemos cosas que arreglar. Yo, lo que fuera con tal de que él no se negara a ir! El caso es que empezamos los dos. Yo, avanzo muy rápido, el, necesita más tiempo. Razonable, yo tampoco es que estuviera tan mal, eso sí: por qué no estar 100% bien en vez de conformarme con un 80?

Cómo estamos ahora? Yo, “en la gloria”. Por lo bien que me encuentro yo (más tranquila… con más pacienia… más segura…decidida…, vamos, que me he vuelto una “crak” gestionando temas espinosos en la oficina que antes me producian dolor de barriga, y llevando mejor los dias malos de los niños) y por lo bien que se encuentra mi marido, que evidentemente, afecta y mucho! a nivel familiar…. El va un poco más lento, y a veces se desespera, pero cuando es consciente de los cambios que ha experimentado desde que empezó, busca el tiempo de donde sea para ir a las terápias. De momento las contracturas de la espalda y los ardores de estómago, que era lo más visible físicamente, han desaparecido.

Psicológicamente, ha hecho un cambio bestial! Aún lo tiene que trabajar más, pero va por muy buen camino! Con quien tengo confianza (vaya, que tampoco es plan de explicarle nuestros problemas a cualquiera….) y veo que lo necesita y le vendria bién, no dudo recomendárselo! De momento, mi suegra, que ve los cambios en su hijo y por tanto no tiene duda que funciona, se ha apuntado también…

Clara Pascual

“Mi vida durante FAC ha sido el despertar”

Antes de Fac, mi vida era una autoexigencia constante… eso me llevó a una profunda tristeza y ansiedad que diagnosticaron como depresión. Desde el primer día en que acudí a Fac, nadie me trató como a una enferma… en cada sesión me sentía respetada y apoyada. Poquito a poco, fuí cambiando algunos hábitos de pensamiento, alimentación…

En un curso de crecimiento personal, aprendí la respiración consciente… Esto cambió realmente mi vida.

Pasé por alguna crisis, pero siempre encontré palabras de aliento en Griselda y los terapeutas. Aprendí que, en realidad, estas crisis no eran más que oportunidades para positivizar situaciones, aprender de ellas, y formular cambios conscientes y responsables. Mi vida durante Fac ha sido el despertar.

Prefiero referirme a mi vida después de Fac como mi vida “libre de bloqueos” pues a día de hoy, sigo en contacto con el centro como alumna del curso de Naturopatía Holística, que me permite profundizar más en la Salud y Bienestar del ser humano. En una libretita, agradezco los acontecimientos que quiero en mi vida… y puedo decir con una amplia sonrisa que TODOS se materializan…

He aprendido a reconocer quien soy, a reconectarme con mi luz y expandirla, he hecho nuevas amistades… ¿qué más decir?

FaC es una amorosa mano tendida… lista para ayudarte.

Aceptarla y hacer el cambio, sólo depende de tí ????

Cristina Estapé

“Es imposible expresar en palabras la gratitud que siento hacia todas y cada una de las personas que forman este increíble grupo”

Cuando llegue a FAC no sabía muy bien como funcionaba el centro, ni tan siquiera que terapias realizaban; pero si tenía muy claro que estar bien, sentirme bien era mi objetivo…

Después supe que teniendo ese propósito claro tenía la mitad del tratamiento hecho, en FAC pueden hacer todo tipo de terapias pero si el paciente no tiene la voluntad de recuperarse, de superarse… todo el trabajo hecho no vale para nada.
Era julio del 2006, durante los cuatro años anteriores mi vida había sido un continuo de experiencias negativas (la muerte repentina de mi madre cuando estaba yo embarazada de ocho meses, dos años más tarde la muerte de una de las mellizas de mi segundo embarazo y por último el final de mi matrimonio) estaba física y mentalmente agotada.
Después de un primer diagnóstico empecé las terapias marcadas, el primer paso fue conseguir descansar. Antes pasaba muchas horas durmiendo, pero sin conseguir ningún bienestar. Poco a poco fui recuperando mi autoestima, punto muy importante para empezar a retomar las riendas de mi vida. Tomar decisiones más conscientemente, empezaba otra vez a ser la protagonista de mi vida, disfrutaba de todo lo que pasaba a mi alrededor, hasta entonces había sido casi como una autómata. Dos años después me dieron el alta, al analizar todo el proceso me di cuenta que aparte de terapias, flores de Bach y otros tipos de medicinas naturales, había obtenido de cada terapeuta herramientas para afrontar las posibles situaciones que podrían crear nuevos bloqueos. Herramientas como diferentes tipos de respiraciones y meditaciones, todo ello había llegado a mi de forma sutil casi sin darme cuenta. Es imposible expresar en palabras la gratitud que siento hacia todas y cada una de las personas que forman este increíble grupo.

En este año 2012 sigo vinculada a FAC, no he dejado nunca de hacer talleres (crecimiento personal, Reiki y actualmente Naturopatia Holística), con la certeza de que ha sido solo el principio de un camino que nunca se acaba.

MUCHAS GRACIAS
Cristina Estapé

Família Ibáñez Garra

“La família s’ha reinventat. Hem aconseguit ser millors persones, estem més contents, tranquils, animats, i units com a família”

Intuició, aquesta és el motiu que ens va portar a FAC. Una bona amiga em va comentar que coneixia un centre al qual anava ella i les seves filles i que els estava anant molt bé. Recordo perfectament la conversa aquell matí de divendres, va ser anomenar el centre i sentir la forta necessitat de portar-hi el nostre fill. No en tenia massa referències i tampoc coneixia la manera com treballaven, tan sols sentia una veueta a dins meu que em deia que hi havíem d’anar.

Aquí va començar la nostra aventura a FAC ara fa quatre anys i estem supercontents d’haver-la iniciada. En el transcurs d’aquest temps el nostre fill va començar a millorar, van ser uns temps convulsos i emocionalment molt potents, ara bé, el gran equip de FAC sempre va estar al nostre costat recolzant-nos i acompanyant-nos. Van demostrar una gran professionalitat, dedicació i respecte cap a tota la família.

Veient l’eficàcia del tractament i prenent consciència de la pròpia situació, a poc a poc vam anar tractant-nos tots. Va ser una època de grans canvis i d’un treball personal molt intens per part de tots quatre i ara n’estem molt orgullosos. La família s’ha reinventat. Hem aconseguit ser millors persones, estem més contents, tranquils, animats i units com a família. Hem après a respectar-nos a nosaltres individualment i també als que ens envolten. L’amor és la gasolina que alimenta els nostres vincles i això ens fa ser humils i respectuosos amb els altres a la vegada que forts i centrats en nosaltres mateixos ja que hem pogut conèixer la força del poder personal.

Gràcies a les eines que vam anar adquirint hem estat capaços de reinventar-nos també a nivell laboral. Actualment les nostres feines han canviat en positiu. Treballem d’allò que ens agrada i malgrat que els temps són difícils i incerts les coses ens van bé. A poc a poc i de nou amb constància, dedicació, il·lusió i confiança estem aconseguint tirar endavant l’economia de la família i també créixer com a persones.

Crec que cada dia del món el meu marit i jo donem les gràcies per haver estat prou valents d’escoltar aquella veueta que ens deia: “ Endavant, és aquí on heu d’anar” i haver tingut la sort de trobar un equip tan formidable. Gràcies a FAC som millors i més grans persones i també hem après a veure el món d’una altra manera. Sempre recordem una frase que ens deia l’Àngel, “Heu d’anar a poquet a poquet, aquesta veu és molt sàbia, parla molt fluixet i no us enganyarà mai, ara bé si correu, crideu, us enfadeu no la podreu escoltar ja que no sereu capaços de sentir-la.

Gràcies per haver-nos ensenyat a reconéixer i valorar aquesta veueta tan valuosa que tots nosaltres tenim dintre.

Us ho agrairem sempre.

Família Ibáñez Garra.

Francisco Lamela

“Después de algún tiempo, puedo dar fe de que, después de los tratamientos recibidos en el centro FAC, mi evolución anímico-física, y sobre todo de afirmación personal, han mejorado de una forma muy significativa”

Reconozco haber iniciado mis tratamientos en el CENTRE FAC con cierta reticencia, teniendo en cuenta mi escepticismo en cuanto a casi todo, pero me animé de una manera muy clara ,al observar los resultados realmente significativos de un familiar muy cercano a mí.

Despues de algun tiempo, puedo dar fe , que después de los tratamientos recibidos en el centro FAC , mi evolución animico – fisica y sobretodo de afirmación personal, han mejorado de una forma muy significativa.
Lo más sorprendente, radica en haber descubierto facetas en mi persona realmente desconocidas , descubiertas después de mis tratamientos, que por otra parte pienso seguir recibiendo aunque sea de una forma menos intensiva. El resultado final es: conocerme un poco más ,vivir mas relajado y haber cambiado mi actitud en varias facetas.
!! Evidentemente ahora soy un poco menos escéptico !!

Mª del Pilar Boix

“Vaig llegir en una revista un article que parlava del FAC. El sol fet de llegir-lo ja em va alleugerir. Per fi vaig veure que en algun lloc sabien el que m’estava passant!”

A vegades per circumstàncies de la vida arriba un moment en que no pots més. Aguantes pressions emocionals que amb el temps t´adones que t´estan afectant físicament. És llavors quan vols posar-hi remei i no saps ben bé on acudir. Un metge? Un psicòleg?.

En el meu cas vaig anar a tots dos. I sense desmerèixer l´actuació de cap dels dos, que va ser correcte en cada cas, cap dels dos m´ho va solucionar. Després és quan t´acabes de desesperar perquè ja no saps què fer i penses que no te´n sortiràs.

Vaig llegir en una revista un article que parlava del FAC… El sol fet de llegir-lo ja em va alleugerir. Per fi vaig veure que en algun lloc sabien el que m´estava passant!!

No diré que hagi sigut fàcil…aquesta gent m´ho han fet suar… però ha valgut la pena!! Ha valgut la pena, perquè no tant sols he superat el fet que em va fer anar-hi; sinó que m´he adonat, i he pogut posar remei, a molts altres assumptes que jo tenia “aparcats” i com a “no importants” i que en realitat m´estaven condicionant, i molt, el meu dia a dia.

Pilar

María Jesús Durán

“Después de un año de visitas y tratamiento, y con las terapias encaminadas a desbloquear esa energía estancada, he conseguido una disminución del nódulo”

¡Hola! Soy María Jesús Durán, de Zaragoza. A raíz de un nódulo tiroideo que iba creciendo fui visitada por el endocrino. Después de puncionar, ecografía, analítica y gammagrafía tiroidea, aconsejó intervención quirúrgica cuanto antes.

A pesar de trabajar como enfermera y con respeto hacia todos los compañeros, no tenía ninguna disposición para ir a quirófano. Así que comencé a buscar otras vías que pudieran ayudarme. El universo puso en mi camino el Centro de Terapias Alternativas de Catalunya (FAC), y con ello a Griselda y a todo su equipo.
Después de un año de visitas y tratamiento y con las terapias encaminadas a desbloquear esa energía estancada he conseguido una disminución del nódulo. Y a día 6 de Julio de 2012 que fui visitada de nuevo por el endocrino, éste me encontró mucho mejor, espaciando el próximo control para dentro de seis meses. Solamente decir que me siento feliz y agradecida y que aprovecho esta ocasión para enviar a Griselda un fuerte abrazo y a todo ese equipo de estupendos profesionales, que trabajan con entrega, entusiasmo, delicadeza y cariño.
GRACIAS.

¡Ójala! Este testimonio pueda ayudar a otras personas que como yo son “buscadores” de algo mejor.

Melania Martínez

“Gracias a los profesionales de FAC, a sus terapias y a mi esfuerzo encontré las causas de mis dolencias”

“Me sentía perdida, siempre con malestares físicos, nada grave: Dolores de estómago, malas digestiones, dolores de cabeza, dolores de espalda.

Los médicos siempre me decían “es de lo nervios “tómate estas pastillas”…Gracias a los profesionales de Fac, a sus terapias y a mi esfuerzo encontré las causas de mis dolencias. Todo lo que está mal en tu interior el cuerpo te lo muestra para que lo soluciones. Solo puedo dar las gracias a todos los que hacen Fac por haberme ayudado a encontrar paz interior y bienestar.”

¡Un abrazo enorme!
Melania Martínez

Merche Llauradó

“Entrar en FAC significó cuidarme, entregarme, escucharme, un pararse, un observarse, y encontrar mucha paz y mucho mimo por parte de cada uno de los terapeutas”

Llegué al FAC gracias a mi prima, Pía. Ella hacía años que durante tiempo había recurrido al FAC y siempre me lo nombraba porque le ayudó mucho. Hace casi un año pasé por una gran cambio en mi vida que generó muchos más cambios.

Y aunque hacía tiempo que llevaba tiempo sufriendo, fue en el FAC que me dí permiso para seguir sintiendo en mi cuerpo ese cambio y ese dolor que a días me generaba insomnio, dolor de espalda y etc. Gracias a Pía, quien casi de la mano, me llevó al FAC, entrar ahí, significó cuidarme, entregarme, escucharme, un pararse , un observarse y encontrar mucha paz y mucho mimo por parte de cada uno de los terapeutas que me ayudaron a sentir que siempre tras la vorágine de cambios, de miedos y de desesperanzas que trae la vida, siempre está la luz y el trabajo de uno mismo para retomar el buen camino. Estoy muy, muy agradecida a cada uno de los terapeutas (Griselda, Montse, Berta, Santi, Rosa Ma, Raúl, Carme, Livia y Mercè) que en estos casi 10 meses, me han ayudado y mimado con sus manos, sus ojos y su amor. Muchas gracias equipo del FAC por el camino transitado!. PD: ah! incluyo a Mar que siempre tiene una dulce palabra para recordarte tu próxima visita!. Merche Llauradó Aspachs.

Raimón Corbero

“Recobré la seguridad en mi mismo, las ganas de vivir, de trabajar y sobretodo de amar y de ser amado. Mi vida se envolvió de amor y de un amor tangible”

Fac me ha pedido que exprese en unas pocas líneas mi experiencia con ellos. La verdad es que ya hace unos años que voy al centro, con más o menos asiduidad. Empezare diciendo que la ayuda que he recibido de ellos, digo ellos, pues entiendo Fac como un global de personas, me han cambiado la vida o me ha hecho entender lo que es vivir con amor y tomando conciencia de uno mismo, sin miedos y por consiguiente sin problemas.

Llegue a Fac por un amigo que cansado de sentir mis repetidas quejas y viendo lo que tenía a mi alrededor me propuso que fuese a ver a Griselda y que la escuchara. Esto ya fue una señal de cambio. La verdad es que me quede un poco sorprendido, pero en aquella charla Griselda me abrió los ojos de lo que me estaba pasando, me hizo una buena radiografía. Lo que también comprendí es que aún tenía luz y que trabajaría por ello.

Me puse en manos de casi cada uno de los componentes del grupo, mi estado era deplorable, mucha ira y con ello muchos dolores y poco a poco fui sintiendo cosas y más sensaciones que me fueron indicando el camino a seguir y/o a modificar.

En los primeros meses cambie la mayoría de las cosas, aunque con un poco de dolor, pero lo más profundo tardó un tiempo en llegar y llego en forma de paz. Al conocer a Angel ya mi cambio dio un giro de 180 grados y mi autoestima mejoro al 100 por cien. Aprendí a meditar y a sentir los beneficios de ella. Aprendí del aire, Tome conciencia de mi esencia. Después fue Montse, Katia, y todos los terapeutas me hicieron sentir bien y me fueron devolviendo esta parte de mi perdida por el espacio o olvidada en los recuerdos. Desaparecieron los bloqueos. Con los talleres, aprendí a sentir mi parte más espiritual y más interior, a querer las cosas y a intencionarlas. Aprendí con las Herramientas que pusieron a mi disponibilidad.

Recobre la seguridad en mi mismo, las ganas de vivir, de trabajar y sobretodo de amar y de ser amado. Mi vida se envolvió de amor y de un amor tangible.

No quería explicar ninguna “batalla” de la ayuda y de las herramientas que me han proporcionado, pero logre reducir una psoriasis que no me dejaba andar, a unos recuerdos solo dulces. Doy las gracias a quien me hizo conocer a Griselda y a todo el equipo de Fac, pues me han tratado muy bien, ayudado en todo momento y sobretodo me han querido. Son lo mejor de Fac!! Haré lo posible para transmitir mi amor como es debido.

Muchas Gracias.

Sabine Wolff

“FAC es como un salvavidas, en los momentos difíciles te ayuda a mantenerte a flote cuando la presión está encima de ti”

La verdad es que tengo la gran suerte de conocer a fac desde hace muchos años. Es como un salvavidas en los momentos difíciles que te ayudan a mantenerte a flote cuando la presión está encima de ti.

Te ayudan a seguir caminando, a seguir delante desde la lucidez, con el corazón abierto, y la mente despejada, sin miedo y con seguridad.
La ayuda sutil y tan efectiva que nos proporcionan las terapias dan fuerza interior y una sanación de todo el ser. La sensación al acabar es casi indescriptible aunque mentiría si dijera que el camino es fácil. Hay momentos de todo.
Todos los terapeutas son grandes profesionales y se siente que trabajan desde el amor y la compasión. Después de cada sesión conectas cada vez más y más con tu verdadero ser, su esencia y el milagro de la sanación ocurre.

No tengo palabras de agradecimiento suficientes. Gracias, gracias, gracias. Ahora me siento, ahora soy libre.

Sabine Wolff

Sabine Wolff

“FAC es como un salvavidas, en los momentos difíciles te ayuda a mantenerte a flote cuando la presión está encima de ti”

La verdad es que tengo la gran suerte de conocer a fac desde hace muchos años. Es como un salvavidas en los momentos difíciles que te ayudan a mantenerte a flote cuando la presión está encima de ti.

Te ayudan a seguir caminando, a seguir delante desde la lucidez, con el corazón abierto, y la mente despejada, sin miedo y con seguridad.
La ayuda sutil y tan efectiva que nos proporcionan las terapias dan fuerza interior y una sanación de todo el ser. La sensación al acabar es casi indescriptible aunque mentiría si dijera que el camino es fácil. Hay momentos de todo.
Todos los terapeutas son grandes profesionales y se siente que trabajan desde el amor y la compasión. Después de cada sesión conectas cada vez más y más con tu verdadero ser, su esencia y el milagro de la sanación ocurre.

No tengo palabras de agradecimiento suficientes. Gracias, gracias, gracias. Ahora me siento, ahora soy libre.

Sabine Wolff

Verónica

“Ahora me valoro y me quiero, y no dejo que nadie me pise”

FAC me cambió la vida porque era una persona que no me valoraba, llena de complejos y miedos (miedo a todo). Cuando pasé por FAC tenía miedo a volar, a la soledad, y fui capaz de irme a Ciudad del Cabo a aprender inglés, cosa que cambió mi concepto de vida.

Con las personas que me rodean también he sido capaz de poner límites y no dejarme pisar; lo doy todo pero siempre y cuando no me haga infeliz a mí. Antes no era así por miedo a no gustar o a que no me quisieran.

Ahora me valoro y me quiero, y no dejo que nadie me pise.

Julio 2014.

Maria

“Gracias a las terapias de FAC he conseguido NEGATIVIZAR el Virus del Papiloma Humano (VPH)”

En una revisión ginecológica me detectaron una lesión vulvar grave, causada por el VPH.

Me practicaron una vaporización láser para quemar las células dañadas en la zona vulvar y evitar así que la lesión se convirtiera en cáncer. Pero contra el VPH no había más solución que llevar una vida tranquila, alimentación sana, no fumar y esperar 12 meses hasta la nueva prueba.

En mi vida he estado tan aterrada. Mientras el virus estuviese activo, las lesiones podían reaparecer.

Busqué en las terapias alternativas lo que la medicina tradicional no podía solucionar… y un maravilloso día alguien me habló de FAC.

En FAC lo he encontrado TODO. Allí he comprendido que por tener sometido mi cuerpo físico a tanto estrés, del agotamiento, no pudo combatir el virus y que ese estilo de vida se estaba llevando por delante no sólo mi salud física, sino también la mental, la emocional y la espiritual. También he descubierto que te puedes liberar de todas las sombras que te han acompañado a lo largo de tu vida, para tener una vida plena, llena de luz, de color y de amor.

Tras un año he NEGATIVIZADO el virus. Lo hemos conseguido, el maravilloso equipo de Griselda y yo. ¡Nos hemos dedicado en cuerpo y alma y lo hemos conseguido!

Tras un año de riguroso tratamiento en FAC, lleno de miles de aprendizajes, llevo una vida saludable y vivo en un estado de tranquilidad casi permanente. Tengo las herramientas que en FAC me han dado para velar porque así sea. Sin estrés, mi vida personal y profesional es más exitosa que antes. Sí, se puede aprender a vivir sin estrés.

A todos y cada uno de los terapeutas que me han tratado, GRACIAS, por creer desde el principio en que lo íbamos a conseguir, por vuestra profesionalidad, por vuestra confianza en mí, por vuestro apoyo incondicional, por vuestro cariño, por vuestra alegría, por vuestra luz. Por vuestro amor.

A ti, Griselda, gracias por dedicar tu vida a salvar la nuestra.

Maria.

MZM

“Poco a poco iba sintiendo estos pequeños cambios que, a su vez, eran muy significativos”

Quisiera contar mi historia personal en el Centro FAC y mi total recuperación.

La primavera del 2014, después de un invierno con muchos altos y bajos, tuve mi segunda recaída y fui ingresada por segunda vez en un centro psiquiátrico donde me diagnosticaron como enferma crónica. Me pautaron dos medicaciones: un antidepresivo y un hipnótico de por vida.

Tuve la inmensa suerte de que una gran amiga me recomendó fervientemente que me hiciera una visita en el Centro FAC y que después tomara mis conclusiones. Como que soy una persona que cree fervientemente en la medicina alternativa, rápidamente me puse en contacto y tuve mi primer encuentro el 7 de Julio del 2014.

Nada más entrar y tratar con el personal que me atendió ya sentí algo especial por la simpatía y cariño que emanaban y por el ambiente que reinaba en el centro. De Griselda tengo un gratísimo recuerdo: primero porque, sin yo decirle nada, acertó plenamente todos mis síntomas y dolencias, y segundo porque me transmitió una gran confianza y seguridad. Me sugirió que si hacía lo que me pautaba conseguiría curarme completamente, además de volver a sentirme una mujer renovada, con fuerza y carácter -tal como había sido-, y de que llegaría a dejar la medicación (que, como muchos ya sabréis, tiene muchísimos efectos secundarios a la larga).

Pues bien, así lo hice, y durante nueve meses me he entregado de corazón una vez por semana y me he puesto en las manos de sus maravillosas y maravillosos terapeutas, recibiendo las diferentes técnicas que ellos tan bien dominan. ¡Un verdadero placer! Después de realizar dos horas de terapia cada uno de los días que asistía al Centro, pues me hacían dos tratamientos cada vez, todo mi ser sentía una paz y una tranquilidad difícil de expresar. Al salir deseaba que llegara la próxima sesión.

Poco a poco iba sintiendo estos pequeños cambios que, a su vez, eran muy significativos: la expresión de mi cara, la luz y la energía que cada vez desprendía con más fuerza y claridad mental, desaparecieron los insomnios, y me inundaron una alegría y unas ganas de vivir como hacía diez años atrás. Toda una experiencia dada mi situación anterior y el pronóstico que me dieron en la medicina convencional.

Muchísimas gracias a tod@s los que lo habéis hecho posible; un gran equipo que desprende mucha entrega, amor y profesionalidad.

Espero que mi experiencia anime a las personas que lo lean a decidirse a entrar en el maravilloso mundo de la medicina alternativa del Método Keymac.

Un fuerte abrazo, salud y larga vida para tod@s.

MZM

Mariona Picas

“De cop se m’han obert portes professionals que abans ni em sentien ni em veien.”

Vaig arribar aquí, davant teu, aguantant-me les ganes de plorar. Potser, ja feia un any

que ho feia això, de tenir la sensació constant de necessitar plorar, sense un motiu

aparent. Tenia Moltes punxades al pit (al plexe, vaja), no era capaç de tenir la

mandíbula relaxada i no dormia gaire bé. Era conscient que em sentia impotent davant

de moltes situacions, com incapaç de tirar endavant projectes per falta de capacitat

personal. Com si no fos prou bona, sobretot professionalment. A nivell de parella estava

completament tancada, feia un any i mig que havia trencat una relació llarga, en la que

mai m’havia sentit especialment estimada ni tinguda en compte, i no volia saber res del

gènere masculí, perquè les parelles que havia tingut abans, sempre havien sigut similars,

sempre havien aconseguit fer-me sentir ben poca cosa.

Com que el meu cap no parava mai, tenia una capacitat de donar voltes a la mateixa idea

de manera obsessiva increïble. Mai havia pogut relativitzar realment, encara que ho

digués, el meu cap aconseguia que l’important i el que no ho era seguíssim allà donant

voltes.

Després de tot aquest procés, en el que he plorat, recordat, perdonat, assumit i afrontat

tot el que he viscut fins ara, he anat tancant portes i començat a mirar endavant. Com

potser que això succeeixi a través de teràpies naturals? No ho sé, jo simplement m’he

deixat portar sense jutjar i he anat avançant cap a una persona que no sabia ni que era.

Ara, per alguna raó que se m’escapa, perquè se m’escapa, racionalitzo aquest canvi, tot

flueix. Resulta que sóc una persona segura de si mateixa, que sóc conscient de la meva

vàlua. De cop, se m’obren portes professionals, que abans ni em sentien ni em veien. En

l’amo, que és el més graciós, he descobert algú que feia 30 anys que estava a prop meu i

amb qui no ens havíem vist mai. I ara estic tranqui-la, molt. No penso en què passarà

d’aquí dos mesos ni m’agobio donant-hi voltes. Sóc capaç de relativitzar i sóc capaç de

ser feliç i prou. I sobretot, de cop, la sensació de que tot és molt fàcil i de que tot flueix

capo n vull (perquè està passant!) Em deixa al·lucinada i em fa de com viva

d’agobiada fins ara.

Gràcies Griselda i Gràcies a tots els professionals del FAC!!!! Aconseguim marcar

l’abans I el després. Tinc la sensació de començar de zero!

Pepita Rocafort

“He experimentat un procés de transformació, on ets més conscient del que ens afecta i fins a quin punt. “

He experimentat un procés de transformació, on ets més conscient del que ens afecta i fins a quin punt. Poder netejar situacions viscudes, que ens sembla que ja estan superades o solucionades i realment la emoció viscuda, està latent i no ens deixa avançar. Fer-se conscient de l’amor interior i de les nostres capacitats. No magnificar cap situació i viure més el present.

Buscar els nostres objectius i notes més força i seguretat.

Gràcies, gràcies i gràcies.

Silvia Arroyo

“La gente que me conoce me pregunta qué he hecho porque han notado un cambio enorme no solo físicamente, sino en mi actitud y comportamiento, incluso en mi manera de hablar y expresarme.”

Con este escrito me gustaría explicar como me ha cambiado la vida y la manera de sentirla y vivirla una vez finalizada la terapia en el Centro FAC.

Antes de llegar al Centro FAC, ya había empezado a cuidarme para intentar vivir las cosas de otra manera. Avancé pero no lo suficiente. Sentía que me faltaba vida, estaba como en un estado de “muerte vital”, no tenía motivación por las cosas y no disfrutaba realmente de la cosas, a pesar de que creía que sí. Estaba como perdida pero no lo aceptaba; lo tapaba con realizar muchas cosas o con cosas materiales.

A parte de todo esto, no dormía de la manera que realmente se debe hacer. Yo dormía pero me levantaba cansada con dolor de cabeza bastantes días, y con la sensación de que mi mente no había desconectado durante la noche.

El último año antes de llegar a FAC también estaba cada dos o tres meses enferma con resfriados que duraban tres semanas, con gastritis, etc., cuando antes nunca me había pasado tan seguido.

Con todo esto decidí parar dos meses mi actividad laboral y pararme a pensar qué me estaba pasando, qué estaba pasando con mi vida, y tomé conciencia de que algo no iba bien y de que no era realmente feliz con mi vida; que tenía algunos momentos de placer, pero sabía que eso no era la felicidad.

A raiz de todo esto, decidí empezar a estudiar Naturopatia Holística, ya que llevaba unos años pensándolo pero no daba el paso. En este proceso del curso, empecé a trabajar un tema de salud que llevaba dos años dándome problemas y fue cuando empecé la terapia en FAC y los resultados han sido espectaculares. Ahora puedo dormir y regenerar de la forma adecuada. Mi mente desconecta y me levanto con muchísima energía, disfruto con todo lo que hago y he descubierto qué es lo que realmente me hace feliz, y no lo que me da placer, ¡¡hay una gran diferencia!! Creemos que sabemos lo que es la felicidad pero yo pienso que únicamente conocemos lo que es el placer.

La gente que me conoce me pregunta qué he hecho porque han notado un cambio enorme no solo físicamente, sino en mi actitud y comportamiento, incluso en mi manera de hablar y expresarme.

Muchas gracias a todo el personal que trabaja en este Centro (terapeutas, recepcionistas y profesorado) por haberme guiado y ayudado en este maravilloso proceso de TRANFORMACIÓN y CAMBIO. Ojalá la gente pueda llegar a tomar conciencia de cómo es realmente su vida, y tenga la valentía de cambiarla.

¡¡¡Un abrazo para todos!!!

GDS

“Gràcies al FAC he pogut aprofundir en el meu autoconeixement i puc gaudir cada dia que passa del meu fill Marc. “

Gràcies al FAC he pogut aprofundir en el meu autoconeixement i puc gaudir cada dia que passa del meu fill Marc. No ho oblidaré mai.

Solicita más información