Acupuntura

Berta Moliné: “Los beneficios de la Acupuntura son físicos, emocionales y mentales”

¿Cómo podríamos explicar de una forma sencilla en qué consiste la Acupuntura? 

La Acupuntura es una de las prácticas terapéuticas que forman parte de la Medicina Tradicional China. Consiste en la inserción de unas finas agujas de acero inoxidable en unos puntos determinados del cuerpo. El objetivo de la Acupuntura es equilibrar la energía del cuerpo favoreciendo que la persona recupere su bienestar. La Acupuntura está reconocida por la OMS desde 1979.

 

¿Cualquier persona es apta para llevar a cabo un tratamiento de Acupuntura?

Por norma general sí. Aun así, es importante que las mujeres que están embarazadas o que creen que podrían estarlo lo comuniquen al acupuntor. Esto se debe a que hay determinados puntos que están contraindicados para ellas.

 

¿En qué se diferencia la Acupuntura de la Keypuntura?

La Keypuntura está basada en la Acupuntura tradicional pero aplicada al Método Keymac. Esta metodología es un sistema propio de diagnóstico y tratamiento del Centro FAC para tratar cualquier tipo de patología física o psíquica. A través del Método Keymac, evaluamos el estado de la persona, detectamos los bloqueos energéticos, y elaboramos un tratamiento a medida combinando diferentes técnicas terapéuticas, entre ellas la Keypuntura.

 Los beneficios de la Acupuntura son físicos, emocionales y mentales

 

¿Qué son los “resonadores de energía”?

Los resonadores de energía son los también llamados Puntos de Acupuntura. Son puntos donde puedes trabajar la energía a través de varias técnicas: inserción de agujas, aplicando el calor de las plantas (Moxibustión), o ejerciendo presión con los dedos (Digitopuntura).

 

¿Los beneficios de la Acupuntura son físicos y emocionales?

Sí, aunque no sólo son físicos y emocionales, sino también mentales.

 

¿Cómo se desarrolla una sesión de Keypuntura en el Centro FAC?

Antes de aplicar la terapia evaluamos cómo está la persona. ¿Cómo lo hacemos? Mediante el diagnóstico Keymac -que nos indica el tipo de bloqueos energéticos y la intensidad de los mismos- y mediante el diagnóstico en Medicina China (tomando el pulso y observando la lengua para determinar cómo está su energía). Este estudio previo nos permite saber sobre qué resonadores de energía tenemos que trabajar para tratar los bloqueos energéticos. Una vez están insertadas las agujas, realizamos un masaje en la cabeza para equilibrar los dos hemisferios cerebrales y, con la ayuda de un cuarzo y de las Esencias Keymac, masajeamos la parte del cuerpo donde reside el bloqueo que queremos trabajar. Pasados 30 minutos, retiramos las agujas y trabajamos la zona de la espalda ya sea mediante agujas o ventosas (ello dependerá de cada caso). A partir de aquí, y pasados 10 minutos, podremos dar por finalizada la sesión.

 

¿Es un tratamiento doloroso?

No. Es cierto que hay personas que son más sensibles y pueden sentir alguna molestia cuando se insertan las agujas. Muchas veces nos encontramos que, la primera vez que una persona recibe la terapia de Keypuntura, está nerviosa y tiene en mente la idea de que las agujas son dolorosas pero, una vez lo prueban, la mayoría de pacientes se sorprenden al ver que no era para tanto.

 

¿Si un paciente tiene un dolor en concreto siempre se aplicarán las agujas en la misma zona?

Si no hay inflamación, se podrán aplicar en la misma zona, pero también se pondrán en resonadores más distantes para movilizar bien la energía. También usaremos Auriculoterapia.

 

¿Se utilizan agujas solamente, o también otras herramientas?

Se pueden usar agujas y combinarlas con Moxibustión (dependerá de cada caso), ventosas y Auriculoterapia.

 

Terapeuta: Berta Moliné.

 

Solicita más información