Masaje Neurosedante

M. Àngels Vidiella: “El masaje neurosedante relaja el sistema nervioso reequilibrándolo y produce una profunda sensación de paz y de calma en la persona que lo recibe”

 ¿Cómo podríamos definir la técnica del masaje neurosedante?

El masaje neurosedante relaja el sistema nervioso. ¿Cómo lo hace? Reequilibrándolo. Esto produce una pro­fun­da sen­sa­ción de paz y de cal­ma en la persona que lo recibe. Es una terapia que per­mi­te a la persona dejarse ir y soltar aquellas tensiones acumuladas y aquellas rigideces que nos vamos instaurando sin, a veces, ser conscientes de ello. 

 

¿Por qué el masaje neurosedante tiene este efecto tan relajante?

El masaje neurosedante nos permite no sólo actuar sobre las funciones físicas, relajando la musculatura. Su influencia se deja notar sobre la mente de la persona. De hecho, el e­fec­to de ello revierte directamente sobre el sistema nervioso y el sistema muscular. Y no actúa sólo donde se aplica el masaje sino en todo el organismo. 

Los efectos sedantes y calmantes se producen a nivel físico, e­mo­cio­nal, energético y mental. Y conseguimos dichos efectos aplicando maniobras suaves y largas que hacen sentir la persona en su totalidad.  

 

¿Cómo se aplica habitualmente la técnica del masaje neurosedante en la metodología Keymac?

En el Centro FAC aplicamos el masaje neurosedante en una doble modalidad.

1. Por un lado, podemos realizar una sesión completa de masaje neurosedante. Es decir, el paciente recibe esta técnica durante toda la sesión.

2. Por otro lado, podemos usar el masaje neurosedante combinado con una terapia de desbloqueo. Así, conseguimos que el paciente se relaje al inicio de la sesión y pueda integrar mejor los beneficios de la terapia de desbloqueo. Esta es la opción que más habitualmente se aplica en el Centro FAC.

 

 

¿Puedes desarrollar esta segunda opción que comentabas? 

Para que una persona pueda disfrutar plenamente de una terapia de desbloqueo es muy importante que se sienta relajada.

Muchas veces nos en­con­tra­mos con personas que son muy mentales. Es decir, que están cons­tan­te­men­te “dándole vueltas a la cabeza”. Para que puedan interiorizar la terapia y gozarla al máximo es fundamental acompañarlas para que adopten un estado favorable para re­ci­birla.

Este a­com­pañamiento lo podemos hacer mediante el masaje neurosedante aplicándolo al inicio de la sesión. De este modo, conseguimos reducir la actividad mental de la per­so­na. Y, así, favorecemos que entre en un estado receptivo para la consiguiente aplicación de la terapia de desbloqueo.

 

¿En qué casos consideras que está más indicada la aplicación de esta terapia?  

Es un masaje muy indicado para personas que tienen, como comentábamos, mucha actividad mental. Son personas que suelen ser cerradas emocionalmente y que presentan mucha rigidez. A parte, es una terapia muy recomendada en personas que padecen alteraciones del sueño, estrés o angustia, o tensiones físicas y contracturas musculares reiterativas.

 

Terapeuta: M. Àngels Vidiella

Solicita más información