La importancia de la alimentación

Los alimentos son algo más que nutrientes para que nuestro cuerpo aguante, la importancia de la alimentación recae en los efectos que nos genera tanto a nivel físico como psíquico. Esta cuestión queremos abordar hoy, en el día Mundial de la Alimentación.

Alimentos separados en dos grupos

Los alimentos, a nivel físico y psíquico, se separan en dos categorías según sus efectos: Alimentos contractivos o expansivos. Según sean de una u otra tipología pueden incidir de manera diferente en nosotros. Por ejemplo, a pacientes que salen de una depresión apoyamos la terapia con alimentos de índole expansiva, mientras que en personas que son demasiado mentales es recomendable la incidencia de alimentos contractivos.

Por su efecto más o menos refrescante, un alimento también influye en el carácter y estado de una persona. Las personas más miedosas deben guardar cuidado con los alimentos que refrescan que refrescan, sobre todo en invierno. Al bajar la temperatura de los riñones puede bajar también la energía del individuo. Para las personas más fogosas hay que tener en cuenta alimentos caloríficos o combinaciones de estos que pueden llevar a incrementar la posibilidad de problemas de hígado o influir en el mal carácter y falta de concentración.

La alimentación es crucial para nuestro bienestar y equilibrio y, es algo a lo que generalmente no prestamos una atención plena, para llegar al fondo de la cuestión y despejar las incógnitas de nuestra alimentación os recomendamos la Reeducación Dietética de nuestro centro.

¡Feliz día Mundial de la Alimentación!

Solicita más información




Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top