El nervio vago: pilar del bienestar en nuestro cuerpo

El nervio vago es una pieza clave del sistema nervioso autónomo, operando inconscientemente para regular las funciones vitales. Extendiéndose desde el cerebro hasta el abdomen, atraviesa y afecta a varios órganos.

Teniendo en cuenta que se trata del nervio más largo del sistema nervioso autónomo, el nervio vago es fundamental en la regulación de funciones biológicas como la frecuencia cardíaca, la digestión y la respuesta inmunitaria.

Asimismo, la importancia del nervio vago en la homeostasis es inmensa. Controla la relajación del cuerpo después de situaciones de estrés o peligro, facilitando el estado de reposo y digestión, y también interviene en la transmisión de información desde el tracto gastrointestinal al cerebro, ayudando a controlar el apetito y la saciedad.

¿Qué ocurre cuando hay una disfunción del nervio vago y cómo podemos activarlo?

Cuando el nervio vago no funciona correctamente pueden desencadenarse varios síntomas y condiciones, tales como problemas digestivos, ritmos cardíacos anormales o una respuesta al estrés deficiente. Esta disfunción puede contribuir a estados crónicos de inflamación, depresión y una serie de trastornos relacionados con el estrés.

Una de las maneras más efectivas de activar el nervio vago es a través de técnicas de respiración consciente. La respiración profunda y lenta, especialmente cuando se enfatiza la exhalación, puede estimular el nervio vago y activar la respuesta de «descansar y digerir». Esto promueve una disminución en la frecuencia cardíaca y en la presión arterial, facilitando un estado de calma.

Beneficios de la respiración en el reequilibrio del sistema nervioso

En este sentido, la práctica regular de técnicas de respiración tiene múltiples beneficios. Puede mejorar la regulación del sistema nervioso autónomo, aumentar la variabilidad de la frecuencia cardíaca, lo que es un indicador de la capacidad del cuerpo para responder al estrés, y reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés.

Además, la respiración consciente puede disminuir la ansiedad, mejorar la atención y la concentración, y ayudar a gestionar el dolor crónico.

Así pues, la comprensión y la estimulación adecuada del nervio vago a través de la respiración pueden tener efectos profundos en nuestra salud y bienestar general y, actualmente, la neurociencia continúa descubriendo cómo las prácticas milenarias de respiración afectan positivamente a nuestro cuerpo, ofreciendo métodos accesibles para mejorar nuestra calidad de vida.

El nervio vago: pilar del bienestar en nuestro cuerpo

    Solicita más información




    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    × ¿Cómo puedo ayudarte?