1. Una visión integral del ser humano

En el Centro FAC partimos de una visión holística del ser humano. Es decir, contemplamos a la persona como una totalidad compuesta por un cuerpo físico, un cuerpo emocional, un cuerpo mental y un cuerpo energético.

Desde este enfoque, te ofrecemos el programa personal de salud Keymac para que recuperes tu bienestar integral y mejores tu calidad de vida.

Además, a medida que vayas avanzando en tu proceso, irás conociéndote mejor a ti mismo y reconectarás con tu autoestima, tu seguridad y tu confianza para retomar las riendas de tu vida.

2. La gestión de las emociones

Todos experimentamos a lo largo de la vida situaciones que nos generan emociones negativas que no somos capaces de gestionar.

Que esto nos ocurra es perfectamente comprensible ya que, en general, no hemos sido educados en materia de inteligencia emocional.

Así pues, es habitual que nos falten recursos para gestionar emocionalmente aquello que nos afecta de forma negativa como, por ejemplo, trabajar en algo que no nos motiva, mantener una relación sentimental que no nos satisface, vivir en un entorno en el que no estamos cómodos, perder a un ser querido, discutir con un amigo, tener una mala relación con nuestros padres, etc.

Si lo piensas, fíjate que no nos bloqueamos tanto por aquello que vivimos sino por cómo lo vivimos y por este motivo es tan importante aprender a gestionar nuestras emociones.

3. Los bloqueos energéticos

Bajo el punto de punto de vista del sistema Keymac, cuando no gestionamos ni liberamos las emociones negativas se crean en nuestro cuerpo energético lo que nosotros llamamos “bloqueos energéticos”.

Estos bloqueos pueden interferir en nuestro bienestar emocional, mental y físico y, a su vez, nos alejan de quienes realmente somos.

cuerpos

Para entender cómo nos afectan los bloqueos energéticos te presentamos una explicación metafórica que facilita su comprensión:

> El cuerpo energético está formado por un conjunto de “canales” a través de los cuales circula un “flujo” constante y global de energía de forma ininterrumpida y equilibrada.

flujo energético

> Este equilibrio del “flujo” constante de la energía puede verse afectado a causa de una “alteración vibracional” provocada por emociones negativas no gestionadas y, por lo tanto, no liberadas.

> Cuando esta “alteración vibracional” es notable genera lo que nosotros llamamos un “trastorno barrera”.

> Este “trastorno” provoca una resistencia en el “flujo” natural de la energía (similar al efecto que produce una presa en el fluir natural de un río) y ello acaba generando:

> Por un lado, “una acumulación o caos energético” justo antes del “trastorno barrera” traducido en forma de bloqueo energético.

> Por el otro, una deficiencia del suministro energético en el área que alimenta el canal.

bloqueos energéticos

> Como deducirás, si eliminamos este “trastorno barrera” y el consiguiente bloqueo energético, la energía volverá a circular de forma natural y, después de casi 30 años aplicando el programa personal de salud Keymac, hemos observado como esto se traduce en una mejora del bienestar integral y en un restablecimiento del equilibrio natural del cuerpo.

> Paralelamente, este equilibrio te abrirá las puertas para que puedas reconectar con tu esencia, donde reside tu capacidad genuina de ser feliz y de estar en paz y en armonía contigo mismo.

Por este motivo, desde el Centro FAC te proponemos que te dediques la importancia que te mereces y empieces a desprenderte de aquellos bloqueos que te impiden ser tu mismo y vivir con plenitud.

4. ¿En qué consiste el programa personal de salud Keymac?

Si lo que has leído hasta ahora te ha resonado y te animas a probar el programa personal de salud que te ofrecemos, tendrías que seguir los siguientes pasos:

> Lo primero sería hacer una primera visita. En este primer encuentro, identificamos y valoramos los bloqueos energéticos. ¿Cómo lo hacemos? Mediante una exploración energética a través del cuerpo físico y el intercambio de informaciones entre tu y el profesional que te atienda.

> Una vez hecha esta primera visita, el profesional te recomendará una combinación de determinadas técnicas naturales con el fin de ir reduciendo paulatinamente estos bloqueos hasta erradicarlos. Ten en cuenta que cada programa personal de salud es único ya que esta combinación de técnicas se ajusta a las necesidades de cada persona.

> Para que puedas familiarizarte con las principales técnicas naturales que podrían integrar tu programa personal de salud, te facilitamos una breve explicación de cada una de ellas.

> Ten presente que tu programa no tiene por qué incluir necesariamente todas estas técnicas ya que sólo lo integrarán aquellas que mejor cubran tus necesidades.

La Acupuntura es una de las técnicas que integran la Medicina Tradicional China (MTC) y cuenta con más de 4.000 años de antigüedad.

La MTC surge de la observación de la Naturaleza y de cómo el ser humano, que entiende que es parte inseparable de ella, responde o reacciona ante sus cambios o ciclos dinámicos. Según la MTC, la salud y la enfermedad están estrechamente relacionadas con la forma en cómo nos adaptamos o no a estos cambios y, en este sentido, la MTC sostiene que debemos vivir en armonía con la Naturaleza para mantenernos en un equilibrio dinámico natural.

Esta técnica nos permite trabajar de forma precisa, simultánea y prolongada (20 minutos aproximadamente mediante la inserción de agujas muy finas + 10 minutos aproximadamente mediante la aplicación de ventosas) sobre distintos meridianos -canales a través de los cuales circula la energía- y sobre puntos muy concretos llamados “Resonadores de energía” o “Puntos acupunturales”.

La estimulación con la técnica de la Acupuntura de las fibras nerviosas periféricas envía impulsos a la médula espinal y activa varios centros en el cerebro para liberar neurotransmisores que ejercen un efecto homeostático en todo el cuerpo.

En cuanto a las ventosas, solemos utilizarlas sobre el meridiano de vejiga. Éste atraviesa toda la espalda y está situado a dos CUN (termino chino que significa “a unos dos centímetros”) de distancia de la columna vertebral, dividiéndose este meridiano en dos líneas. Una línea trabaja el sistema físico del cuerpo y la otra, el sistema emocional-mental.

Durante siglos, antiguas civilizaciones como China, India y Egipto practicaron la estimulación de los puntos del pie con el fin de mejorar el bienestar integral de la persona. Este conocimiento también lo tenían antiguas tribus del Norte y Centroamérica y, en este sentido, constan textos incas y mayas sobre estas técnicas. Asimismo, en el Centroeuropa del siglo XVI, se describieron métodos similares ya que se hallaron documentos en los que se definía el tratamiento de órganos mediante métodos reflejos.

Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX que se sentaron las bases estructurales de la Reflexología actual con la técnica zonal por parte del Dr. Fitzgerald (1872-1942). Desde sus conocimientos anatómicos, Fitzgerald desarrolló una teoría basándose en la división del cuerpo por diez líneas imaginarias longitudinales y tres tramos transversales, donde cada una de estas zonas tenía en los pies su respectiva área refleja. Algunos de sus seguidores, como la masajista americana Eunice Ingham, dieron forma al mapa reflexológico actual.

La Reflexología permite trabajar todo el cuerpo a través de puntos reflejos ubicados en la planta de los pies. Las áreas reflejas de los pies se vinculan con las distintas partes del cuerpo a través de conexiones nerviosas (con el trabajo reflexológico de los puntos de los pies se envía un estímulo nervioso a las zonas reflejas alejadas) y canales de circulación energética (al presionar ciertos puntos de los pies se activa el flujo de la energía vital interviniendo sobre el funcionamiento de los diferentes órganos).

Con la Reflexología la persona lleva de forma inconsciente la atención hacia sus pies, permitiendo que su mente se relaje.

El Shiatsu es una técnica relativamente nueva pero sus orígenes se remontan a las antiguas prácticas de manipulación provenientes de China e India. Hay fuentes, con más de 2.000 años de antigüedad, que hacen mención de un sistema de ejercicios llamados “Tao Yin”, los cuales se basan en movimientos conectados con la respiración y que incluyen un sistema de automasaje basado en puntos de presión para facilitar la desintoxicación, el rejuvenecimiento y la armonía de la fuerza vital.

El reconocimiento oficial del Shiatsu en Japón se debe al maestro Tokujiro Namikoshi, el cual creó el primer instituto de Shiatsu en 1925. Namikoshi unificó el Shiatsu con los conocimientos modernos de anatomía y fisiología importados de occidente, dando una impostación teórica y práctica de tipo exclusivamente occidental.

La medicina y filosofía tradicional fueron reintegradas por el maestro Shizuto Masunaga, que ofreció sus enseñanzas durante 10 años en la escuela de Namikoshi antes de abrir su propia escuela, que bautizaría con el nombre de “Lokai Center of Shiatsu”.

El Shiatsu aporta una relajación profunda del cuerpo y permite “abrir” los meridianos para que puedan ser reequilibrados con más facilidad. Para ello, el profesional de la técnica realiza, desde una actitud de escucha y acogida, maniobras y presiones concretas sobre puntos específicos llamados “tsubos”.

El Shiatsu permite a la persona que lo recibe tomar fácilmente conciencia de las tensiones acumuladas en su cuerpo y, a su vez, retorna al cuerpo su posición ergonómica original. 

El origen del Masaje Ayurvédico lo encontramos en la medicina tradicional de la India -donde se practica desde hace más de 5.000 años-, basada en la filosofía védica referente al conocimiento del universo. Ésta sostiene que el cosmos y todo lo que existe en la Naturaleza está formado por cinco elementos, los cuales corresponden a las cualidades manifestadas de la materia: espacio (etéreo), aire (gaseoso), fuego (luz, calor), agua (líquido) y tierra (sólido).

La combinación de los cinco elementos en el cuerpo humano conforma las energías biológicas del organismo llamadas Doshas, las cuales son: Vata, que se compone de éter + aire (fuerza del movimiento y aire vital-prana); Pitta, que se compone de fuego + agua (fuerza del calor, metabolismo); y Kapha, que se compone de agua + tierra (fuerza cohesiva y estructura). Estas fuerzas determinan nuestra constitución individual en lo físico, mental y emocional, y, según la filosofía Ayurveda, del equilibrio de los Doshas depende nuestro bienestar.

El Masaje Ayurvédico Abhyanga es una técnica fundamental dentro del Ayurveda. Abhyanga significa “untado en aceite” y consiste en un masaje de cuerpo entero en el que se usan aceites vegetales calientes -puros o con hierbas- indicados para cada Dosha.

El Masaje Ayurvédico actúa sobre la persona teniendo en cuenta no sólo los bloqueos energéticos localizados sino también la constitución individual de cada una, aplicando un trabajo tanto global -a través de la activación de la energía que circula por los canales energéticos llamados “nadis”– como específico a través de unos puntos muy concretos conocidos como “puntos marma”. Además, el Masaje Ayurvédico se nutre de las propiedades del aceite, el cual sensibiliza el tacto e intensifica el proceso de purificación.

La técnica DEF es propia del Centro FAC y surge de la necesidad de ofrecer una técnica dentro del Método Keymac que permita deshacer los bloqueos energéticos que se han fijado en el tejido corporal.

La aplicación del DEF puede realizarse mediante distintas técnicas naturales. De este modo, esta técnica puede aplicarse desde el tacto más sutil y profundo que ofrece, por ejemplo, la técnica Sacrocraneal o la Osteopatía Visceral, hasta el uso de técnicas de masaje, mecimiento, movimiento y quiropraxia. Incluso podemos hacer uso de la palabra a través del diálogo. Todo depende del grado de tensión, conciencia, apertura y receptividad que presente la persona en cada momento.

La Técnica Sacrocraneal tiene su origen entre finales del s. XIX y principios del s. XX. En esta época, el Dr. Sutherland (médico y osteópata) comprobó que los huesos del cráneo no estaban soldados y fijos entre sí sino que, gracias a todas sus suturas, podían manifestar un movimiento sutil y rítmico. Este movimiento estaba producido por el bombeo del líquido cefalorraquídeo al nutrir el cerebro y la médula espinal y a este ritmo se le denominó Movimiento Rítmico Primario (MRP).

Con esta técnica, se trabaja sobre todo el cuerpo, desde la cabeza hasta los pies.  El generador de este movimiento respiratorio es el Sistema Nervioso Central. Aun así, como que el cuerpo es una entidad global, este ritmo se puede percibir en todo el cuerpo. De este modo, un bloqueo no sólo altera el movimiento de la zona concreta si no que repercute en la totalidad del organismo.

La Osteopatía nace en el siglo XIX de la mano del Dr. Andrew Taylor Still.

A través de esta técnica, promovemos el equilibrio de todas las vertientes que integran al individuo facilitando que éste reconecte con su eje central, y eliminamos las tensiones del organismo y las restricciones musculares o articulares de movilidad.

La disciplina osteopática puede subdividirse en distintas subcategorías, tales como la Osteopatía Estructural, Visceral, Funcional y Craneosacral.

Los principios que fundamentan las bases osteopáticas son: el cuerpo es una unidad; la forma anatómica de las estructuras del cuerpo determina sus funciones y, a su vez, la función para la que ha sido creada cada parte del cuerpo determina su forma y estructura; el cuerpo se autorregula, se autoprotege y tiene la capacidad de autorepararse; y la circulación sanguínea es clave para no enfermar.

Igual que el DEF, el RDA es una técnica propia del Centro FAC y plantea como eje esencial el acompañamiento y el trabajo con las propias actitudes personales hacia su vida, su bienestar integral y su momento evolutivo.

La técnica RDA puede aplicarse desde distintos enfoques y técnicas, dependiendo de las necesidades de cada persona. De este modo, se trabaja tanto con las cogniciones como con las emociones y el cuerpo, sin olvidar el aspecto energético y evolutivo de la persona.

Algunas de las técnicas más utilizadas en las sesiones de RDA son: la terapia Gestalt, el diálogo estratégico, las técnicas proyectivas, el dibujo libre (sobre todo en niños), el trabajo con el inconsciente, el role playing, la relajación, las visualizaciones, etc.    

El Masaje Neurosedante es una técnica que aplica maniobras muy suaves y que produce una profunda sensación de paz y de calma en la persona que lo recibe; es una técnica que permite a la persona dejarse ir y soltar aquellas tensiones acumuladas y aquellas rigideces que nos vamos instaurando sin, a veces, ser conscientes de ello.

En el Centre FAC solemos aplicar el Masaje Neurosedante como complemento de otra técnica natural. De esta manera, el Masaje Neurosedante nos permite que la persona entre en un profundo estado de relajación que le ayudará a interiorizar de forma óptima los beneficios de la técnica con la que se complementa.

El Drenaje linfático es una técnica que consiste en una serie de maniobras manuales en las que se utilizan movimientos precisos, lentos y rítmicos con el fin de mejorar las funciones esenciales del sistema linfático.

La finalidad del drenaje linfático es activar la circulación de la linfa para que ésta no se estanque ni se sature de sustancias de desecho. Las maniobras específicas del drenaje linfático favorecen el paso de la linfa hacia los ganglios linfáticos regionales superficiales. De este modo, evitamos la retención de líquidos.

La técnica de Conexión con la Esencia es propia del Centro FAC y se aplica en las últimas etapas del programa personal de salud, una vez que la persona ya está desbloqueada. Esta técnica ayuda a la persona a conectar con su sabiduría interior y a descubrir todo su potencial.

Esta terapia consta de tres sesiones: en la primera sesión, a través de una visualización, la persona consigue ver y sentir a su verdadero Ser. En la segunda y tercera etapa, la persona conecta con su Esencia e identifica si aquello con lo que está conectando se refiere a su mente o a su verdadera Esencia.

Estar conectado con la Esencia no se reduce sólo al momento en el que se practica la técnica ya que se trata de vivir desde esa luz interior de forma constante siendo conscientes de que, si nos “apagamos”, tenemos que volver a “encendernos”.

> A medida que vayas avanzando en tu programa personal de salud, recibirás visitas periódicas de seguimiento para evaluar tu evolución y modificar la frecuencia y/o el tipo de técnicas para ajustarnos aún más a las necesidades que puedan surgirte en cada fase de tu proceso.

> Por último, también queremos comentarte que, a lo largo de tu programa, recibirás gratuitamente ejercicios de autogestión emocional para que puedas practicarlos en casa y puedas complementar así tu programa personal de salud.

Seguramente tengas alguna duda sobre el programa personal de salud Keymac.

Para que puedas conocer en detalle cómo podemos ayudarte, te facilitamos una GUÍA con toda la información de los servicios que tienes a tu disposición. Y, recuerda, si necesitas cualquier aclaración, puedes contactar con nosotros a través del teléfono 93.406.70.85, del correo electrónico info@centrefac.org o del formulario de contacto que encontrarás un poquito más abajo.

QUIERO DESCARGAR LA GUÍA.

¿En qué podemos ayudarte?

Por favor, rellena el formulario para que podamos gestionar tu consulta. Tus datos serán tratados de forma confidencial.

    Acepto recibir información de Centre FAC

      Solicita más información




      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies