El Método Keymac

1. El Centre FAC


En el Centre FAC, partiendo de una visión holística y global del ser humano, ofrecemos un programa personal de salud propio dirigido tanto a aquellas personas que desean mejorar su bienestar integral con el fin de encontrar un equilibrio físico, mental, emocional y energético, como a aquellas otras personas que, a parte de mejorar su calidad de vida, desean reconectar con su Esencia, con su “yo auténtico”, iniciando así un camino de libertad, creatividad, autoconocimiento y transformación personal.

Mejorar el bienestar integral, la calidad de vida, encontrar el equilibrio, reconectar con la Esencia, y al fin transformar nuestra vida. Todos ellos son conceptos que están íntimamente ligados; conceptos que van unidos, y que forman parte del mismo viaje de transformación personal.

2. Un viaje hacia el origen de nuestras dolencias y hacia la recuperación de nuestra Esencia


Todos experimentamos, desde que nacemos y a lo largo de nuestra vida, situaciones o estados que nos generan emociones negativas y que no sabemos gestionar/resolver adecuadamente. El hecho de sentirse frustrado laboralmente; convivir con una pareja “tóxica”; no hablarse con un familiar; la muerte de un ser querido; el divorcio de los padres; las burlas de los compañeros de clase; la pérdida de un trabajo; la enfermedad de un hijo; el primer día en la guardería; la indiferencia de nuestro amor platónico, o de nuestros padres; vivir en un entorno que no nos gusta; y así hasta el infinito. No es nada fácil gestionar bien estas situaciones ni los sentimientos que las acompañan y que, inevitablemente, forman parte de la vida.

Al nacer, como es lógico, carecemos del conocimiento y de las herramientas necesarias para canalizar nuestras emociones de forma positiva y, a medida que vamos creciendo, alguien debería enseñarnos cómo hacerlo. Sin embargo, la cultura occidental no sólo no nos enseña a exteriorizar nuestras emociones, sino que parece empeñada en que las neguemos. Cuántas veces hemos oído un “cállate”, un “no llores” o un “no exageres, no es para tanto”. Claro, “los niños valientes y fuertes no lloran”. Qué error más inmenso. Porque los niños valientes y fuertes deberían ser los primeros en llorar y expresar sus emociones libremente ante los inevitables impactos emocionales adversos.

Vivimos en una sociedad demasiado competitiva, demasiado exigente, y muy poco comprensiva con aquellos pocos que se “atreven” a expresar sus sentimientos. Por desgracia, las consecuencias de esta realidad no son inofensivas. Cuando decidimos ocultar y disimular nuestros sentimientos ante situaciones que nos duelen, o simplemente cuando no somos capaces de aceptar lo que nos sucede sin culpabilizar a nada ni a nadie, se crean en nuestro cuerpo energético unos bloqueos que limitan nuestra vida. No nos bloqueamos por aquello que vivimos, sino por cómo lo vivimos. Y estos bloqueos energéticos, si no los eliminamos, los acarrearemos por el resto de nuestra vida.

Por lo general, los bloqueos energéticos se van acumulando y acaban por ocasionarnos un desequilibrio que puede afectar tanto a nivel energético, emocional, mental como físico. Además, nos obligan a ir creando corazas, nos alejan de nuestra Esencia, nos coartan nuestra creatividad, y nos impiden ser plenamente libres y auténticos.

Desgraciadamente, eliminar bloqueos energéticos no es una tarea fácil. No, los bloqueos energéticos no desaparecen por arte de magia. Es necesaria alguna ayuda externa. Y esto es básicamente lo que hace el Centre FAC con el Método Keymac: detecta bloqueos energéticos, los elimina, y acompaña a la persona en un emocionante viaje de empoderamiento y liberación personal.

Nota: La medicina occidental, que es muy eficaz para muchas cosas, no ha prestado demasiada atención a nuestro cuerpo energético. Sin embargo, no ha sucedido lo mismo con la medicina oriental. Paul Lundberg expone en el Libro del Shiatsu“La medicina oriental propone como principio una “fuerza vital” o “energía” (bajo diversos nombres: Ki en Japón, Chi en China, o Prana en la India), que es la que nos define como seres vivos. La condición y las características de esta energía vital constituyen la esencia de nuestro estado de buena salud o enfermedad. Por tanto, la medicina oriental tiene como objeto el mantenimiento del Ki en una condición óptima, y en esto consiste la esencia de su práctica”.

3. FAC y el Método Keymac


En el Centre FAC hemos desarrollado un programa personal de saludMétodo Keymac– que detecta los bloqueos energéticos y posteriormente los elimina. En primer lugar, ayudamos a la persona a recuperar la armonía del cuerpo energético, y luego la acompañamos en un emocionante viaje de reconexión con la Esencia, de empoderamiento y de liberación personal. Nuestra experiencia después de atender a más de 15.000 personas en los últimos 27 años con el Método Keymac nos demuestra que al detectar y eliminar los bloqueos energéticos, estas mejoran su bienestar integral encontrando un mayor equilibrio energético, mental, emocional y físico, y finalmente reconectan con su Esencia, siendo capaces de transformar positivamente su vida.

Antes de proseguir, conviene dejar muy claro un aspecto: no somos médicos, ni pretendemos serlo. En el Centre FAC no diagnosticamos enfermedades ni patologías. Nuestra forma de entender y abordar el bienestar integral del ser humano es complementaria a cualquier otro tratamiento que esté siguiendo la persona y que, por supuesto, no debe abandonar.

La labor que llevamos a cabo en el Centre FAC es, como decíamos, detectar los bloqueos energéticos y luego los eliminamos mediante una combinación específica de determinadas técnicas naturales aplicadas de una forma concreta y adaptada a los bloqueos energéticos localizados. La base de estas técnicas la encontramos tanto en sistemas milenarios reconocidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como por ejemplo la Medicina Tradicional China (MTC), como en otras técnicas reconocidas por los órganos gubernamentales de muchos países, tales como Estados Unidos, Australia, Alemania, Suiza, Reino Unido, Portugal, Chile, México, Japón o China, entre otros. Algunas de las principales técnicas que aplicamos en el Centre FAC son o están basadas en la Acupuntura, la Reflexología, el Masaje Ayurvédico y el Shiatsu.

Por otro lado, también acompañamos a la persona a entender, sin juzgar ni culpabilizar a nada ni a nadie, cómo y por qué se han originado sus bloqueos energéticos, y a tomar conciencia de cómo han podido limitarla en su vida. Asimismo, la ayudaremos a quitar las corazas que le impiden ser ella misma, y a reconectar con su Esencia, recuperando así la fuerza y energía necesarias para retomar las riendas de su vida, en contacto con su “yo auténtico”.

Nuestro propósito es acoger a todos aquellos que busquen mejorar su bienestar integral, que quieran restablecer su estado natural de equilibrio energético, emocional, mental y físico, y que deseen emprender este emocionante viaje de liberación personal. A nuestro modo de ver, este proceso abarca, pero supera en mucho, el ámbito de la salud. Tenemos una visión holística del ser humano. Por este motivo hablamos de este proceso como de un proceso de transformación personal.

4. ¿En qué se basa el Método Keymac?


Según la visión oriental del mundo, de la que son manifestación, a modo de ejemplo, tanto la Medicina Tradicional China (MTC) como la Medicina Ayurvédica, el universo es un gran campo de energía. Asimismo, todo lo que podemos encontrar dentro del universo no son más que distintas manifestaciones de esta misma energía universal. Esto tiene una consecuencia muy importante, y es que todo cuanto hay en el universo está relacionado, está interconectado.

Todos habremos oído hablar de los conceptos del Yin y el Yang. En occidente cuesta mucho entender bien estos conceptos, pues los interpretamos bajo la mirada heredada de la antigua filosofía griega, según la cual conceptos como la noche y el día, lo masculino y lo femenino, son opuestos. Blanco y negro. En cambio, según la filosofía oriental, uno de cuyos máximos exponentes fue Confucio, todos estos conceptos no son opuestos, sino complementarios. Es un “matiz” enormemente importante que ha llevado a oriente y occidente a entender de un modo muy distinto tanto la salud como el ser humano.

La “concepción holística del ser humano” ha sido un concepto utilizado demasiado a menudo de forma errónea. Tener una visión holística del ser humano no significa tener en consideración “todas las partes” del mismo. Al contrario, significa entender que todas las partes del ser humano se complementan, están íntimamente relacionadas e influyen unas sobre las otras, pues comparten y forman parte de una misma energía universal. Un malestar concreto no es sólo un síntoma que debamos eliminar. Más bien es una señal de un desequilibrio en algún otro lugar de nuestro cuerpo emocional, físico, mental o energético. Porque, y conviene recordarlo, somos energía. Energía que forma parte de nuestra Esencia. De hecho, es nuestra Esencia.

Tal vez no dispongamos de una explicación científica precisa y concreta que nos revele los misterios de esta ecuación. Quién sabe. Tal vez sea tan sencillo como entender que básicamente somos energía y que tenemos un cuerpo emocional, físico, mental y energético que son complementarios, y que forman parte de un todo único. Desde esta perspectiva podemos ver la salud y el ser humano de forma muy distinta a la que estamos acostumbrados.

En el Centre FAC trabajamos principalmente el cuerpo energético, que es precisamente donde se generan los bloqueos energéticos y, a lo largo de estos últimos 27 años, hemos podido comprobar -a través de la técnica de ensayo y error- como con ello mejoramos el bienestar integral, restablecemos el equilibrio físico, mental, emocional y energético, y descubrimos nuestra verdadera Esencia, el núcleo de nuestra energía universal.

cuerpos

Para entender cómo se comporta el cuerpo energético y cómo nos afectan los bloqueos energéticos nos ayudaremos de una explicación metafórica que facilita su comprensión:

El cuerpo energético está formado por un conjunto de “canales” a través de los cuales circula un “flujo” constante y global de energía de forma ininterrumpida y equilibrada.

flujo energético

Este equilibrio del “flujo” constante de la energía puede verse afectado a causa de una “alteración vibracional” provocada por vivencias emocionales negativas que no han sido gestionadas adecuadamente, tal y como describíamos al hablar del origen de nuestras dolencias. Lo importante no es aquello que vivimos, sino cómo lo vivimos.

Cuando esta “alteración vibracional” es notable genera lo que nosotros llamamos un “trastorno barrera”. Este “trastorno” provoca una resistencia en el “flujo” natural de la energía (similar al efecto que produce una presa en el fluir natural de un río) y ello acaba generando:

> Por un lado, “una acumulación o caos energético” justo antes del “trastorno barrera” traducido en forma de bloqueo energético, el cual acaba provocando una alteración física en la zona.

Por otro lado, una deficiencia del suministro energético en el área que alimenta el canal, provocando en ella una disfunción somática.

bloqueos energéticos

Si eliminamos el “trastorno barrera” y el consiguiente bloqueo energético, la energía circula con libertad, mejoramos el bienestar integral y restablecemos el equilibrio natural del cuerpo. Este equilibrio nos llevará a descubrir, entre otras cosas, nuestra verdadera Esencia ya que no sólo se trata de mejorar nuestra calidad de vida; se trata de realizar un verdadero proceso de transformación personal.

5. Hacia un proceso de transformación personal


El proceso de transformación vital que seguimos en el Centre FAC mediante el Método Keymac consta de las siguientes fases:

Primera fase (Detección)
En esta primera fase se produce la identificación de los bloqueos energéticos mediante una exploración energética a través del cuerpo físico y el intercambio de informaciones entre el profesional y la persona que acude al Centre FAC. Una vez detectados y cuantificados los bloqueos energéticos, diseñaremos un programa personal de salud dirigido a mejorar el bienestar integral de la persona y restablecer el equilibrio energético, emocional, mental y físico, así como a reconectar con la Esencia y ser capaz de transformar su vida de forma efectiva.
Segunda fase (Inicio del desbloqueo)
Una vez detectados los bloqueos energéticos, se inicia la segunda fase de desbloqueo o eliminación de los bloqueos, que dura aproximadamente dos meses. En esta fase, se detiene la inercia que lleva la persona -muchas veces de forma inconsciente- y empiezan a “abrirse” los bloqueos energéticos, preparando el cuerpo para su posterior eliminación definitiva.

Conviene remarcar que la segunda fase es la etapa más importante pero es conveniente explicar que es la menos agradecida porque, habitualmente, es la fase que menos resultados “visibles” ofrece. Sin embargo, la importancia de esta etapa radica en el hecho de que si no “abrimos” los bloqueos energéticos y preparamos el cuerpo para su posterior eliminación definitiva, será muy difícil avanzar hacia un estadio superior de equilibrio energético, emocional, mental y físico, y resultará inviable reconectar con la Esencia.

Tercera fase (Desbloqueo y “Despertar”)
En esta fase, que transcurre hasta llegar aproximadamente al cuarto mes del programa personal de salud, se elimina la mayor parte de los bloqueos energéticos detectados. A lo largo de esta fase, la persona irá entendiendo por qué se originaron estos bloqueos energéticos, y cómo le han afectado y condicionado su vida. Empezará a observarse a sí misma desde la distancia, sin juzgarse ni culpabilizar a nadie ni a nada, y empezará entender quién ha sido de una forma mucho más completa. Por este motivo bautizamos a esta fase con el nombre de “despertar”, pues esta es la sensación que se experimenta.
Cuarta fase (Toma de conciencia)
En esta fase finaliza el proceso de desbloqueo. Acompañamos a la persona a tomar plena conciencia de los bloqueos con los que ha convivido a lo largo de su vida y que presentaba cuando acudió al Centre FAC. Al finalizar esta fase, la persona será capaz de entender plenamente cómo ha llegado hasta este punto, así como en qué medida los bloqueos energéticos han condicionado y afectado su vida. Desde este estadio, ya podremos empezar a incorporar cambios concretos y reales en nuestra vida.
Quinta fase (Reconectar)
Una vez que ya sabemos cómo y por qué hemos llegado hasta donde hemos llegado, el reto está en tratar de descubrir quiénes somos en realidad. ¿Somos creativos? ¿Dónde se esconde nuestra creatividad? ¿Nos gusta escribir, componer música, bailar? ¿Somos emocionales? ¿Somos mentales? ¿Nos gusta practicar deporte? ¿Nos gusta nuestro trabajo? En realidad, ¿somos tímidos o se trata tan sólo de una coraza? ¿Nos gustaría jugar más con nuestros hijos? ¿Nos gusta pasar ratos a solas? ¿Cuál es nuestra vocación? ¿Qué es en realidad lo que queremos?

Para descubrir quiénes somos tenemos que reconectar con nuestra Esencia pero, para ello, es preciso que estemos desbloqueados porque, de algún modo, la Esencia es la luz que todos tenemos en nuestro interior y, sólo cuando estamos libres de bloqueos, conseguimos que brille con toda su intensidad, sin filtros que la distorsionen.

¿Qué sentimos cuando estamos conectados con nuestra Esencia?


> La Esencia nos permite vibrar con la vida porque es, desde esta actitud, que aprendemos a valorar las pequeñas cosas que nos regala el día a día. Y es precisamente en estas pequeñas cosas donde encontramos la valentía, fuerza, pasión y energía necesarias para fluir con la vida y gozarla con plenitud.

La Esencia nos otorga una claridad mental desde la que podemos autogestionar nuestras emociones y cultivar nuestra inteligencia emocional. De este modo, evitamos hacernos esclavos de los pensamientos “autodestructivos” generados por nuestra mente y no intentamos controlar las situaciones, sino nuestras emociones, centrándonos precisamente en cambiar estas emociones cuando no podemos modificar la realidad.

La Esencia nos permite ganar en seguridad y confianza, independientemente de lo que suceda a nuestro alrededor, ya que adquirimos la capacidad de transmutar toda alteración o negatividad de nuestro entorno.

La Esencia nos aporta creatividad para transformar la adversidad en oportunidad y convertirnos así en creadores de nuestra propia vida. La Esencia sostiene que, si tenemos un objetivo o nos planteamos una meta, no nos quedemos pasivamente esperándolo y hagamos que suceda. Si estamos conectados con nuestra Esencia, apostamos por el “creer para ver” en lugar del “ver para creer” a la hora de materializar nuestros sueños.

La Esencia nos permite ser capaces de hacer frente a las adversidades y, además, salir fortalecidos de ellas. Es lo que se conoce como resiliencia. Una de las facultades de las personas resilientes es que son conscientes de sus fortalezas y debilidades, es decir, tienen un gran conocimiento de ellas mismas y saben usarlo a su favor. De este modo, se plantean propósitos realistas y ello les permite fortalecer su autoestima y autoconfianza.

Si conectamos con nuestra Esencia, nuestra autoestima goza de un buen estado de salud ya que nos queremos, y quererse se traduce en saber atraer a nuestra vida aquello que nos beneficia y nos aporta felicidad, y ahuyentar aquello que nos perjudica. Por ejemplo, nos sabremos rodear de personas alegres y positivas, y evitaremos lo que comúnmente se conoce como “personas tóxicas” o “vampiros emocionales”, es decir, aquellas personas que se nutren emocionalmente de otras para sentirse mejor.

La Esencia implica vivir en el “aquí” y el “ahora”. Así, no nos veremos interferidos ni por la melancolía del pasado ni por la incertidumbre del futuro, y podremos prestar toda nuestra atención y entrega al objeto que nos ocupe en cada momento.

En definitiva, la Esencia nos devuelve la capacidad de ser coherentes con nosotros mismos y nos permite mantenernos en un estado inalterable de equilibrio integral.

Sexta fase (Transformar)
Eliminados los bloqueos, y habiendo descubierto qué bloqueos energéticos han limitado nuestra vida, así como quiénes somos en realidad, ha llegado el momento de transformar nuestra vida. Es decir, de traducir todo lo aprendido y logrado en cambios reales en todos los ámbitos de nuestra vida (personal, familiar, social y laboral).

Lo más probable es que cada uno sea capaz de llevar a cabo esta fase sin ninguna ayuda. Pero, si alguien lo desea, en el Centre FAC ofrecemos un acompañamiento en esta última fase del proceso de transformación vital.

Es importante mencionar que estas fases nos indican el camino que iremos siguiendo y las fases por las que iremos pasando durante todo el proceso. Sin embargo, las fases no son absolutamente lineales, ni los tiempos son exactos. Cada persona es un mundo, y es posible que haya personas que tarden más o menos tiempo en ir completando cada fase. También es posible que haya personas que empiecen a “despertar” y a tomar cierta conciencia de sus bloqueos energéticos ya en la segunda fase, o a reconectar con su Esencia y transformar ciertos aspectos de su vida antes de llegar a las últimas fases del proceso de transformación personal.

6. Principales técnicas naturales que aplicamos en el Centre FAC adaptadas al Método Keymac


El programa personal de salud que aplicamos en el Centre FAC a través del Método Keymac consiste en una combinación estratégica de determinadas técnicas naturales. A su vez, estas técnicas son aplicadas de una forma concreta y precisa de acuerdo con los bloqueos energéticos localizados. Veamos cuáles son las principales técnicas naturales adaptadas al Método Keymac que aplicamos en el Centre FAC:

 

Acupuntura


La Acupuntura es una de las técnicas que integran la Medicina Tradicional China (MTC) y cuenta con más de 4.000 años de antigüedad.

La MTC surge de la observación de la Naturaleza y de cómo el ser humano, que entiende que es parte inseparable de ella, responde o reacciona ante sus cambios o ciclos dinámicos. Según la MTC, la salud y la enfermedad están estrechamente relacionadas con la forma en cómo nos adaptamos o no a estos cambios y, en este sentido, la MTC sostiene que debemos vivir en armonía con la Naturaleza para mantenernos en un equilibrio dinámico natural.

Esta técnica nos permite trabajar de forma precisa, simultánea y prolongada (20 minutos aproximadamente mediante la inserción de agujas muy finas + 10 minutos aproximadamente mediante la aplicación de ventosas) sobre distintos meridianos -canales a través de los cuales circula la energía- y sobre puntos muy concretos llamados “Resonadores de energía” o “Puntos acupunturales”.

La estimulación con la técnica de la Acupuntura de las fibras nerviosas periféricas envía impulsos a la médula espinal y activa varios centros en el cerebro para liberar neurotransmisores que ejercen un efecto homeostático en todo el cuerpo.

En cuanto a las ventosas, solemos utilizarlas sobre el meridiano de vejiga. Éste atraviesa toda la espalda y está situado a dos CUN (termino chino que significa “a unos dos centímetros”) de distancia de la columna vertebral, dividiéndose este meridiano en dos líneas. Una línea trabaja el sistema físico del cuerpo y la otra, el sistema emocional-mental.

Reflexología


Durante siglos, antiguas civilizaciones como China, India y Egipto practicaron la estimulación de los puntos del pie con el fin de mejorar el bienestar integral de la persona. Este conocimiento también lo tenían antiguas tribus del Norte y Centroamérica y, en este sentido, constan textos incas y mayas sobre estas técnicas. Asimismo, en el Centroeuropa del siglo XVI, se describieron métodos similares ya que se hallaron documentos en los que se definía el tratamiento de órganos mediante métodos reflejos.

Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX que se sentaron las bases estructurales de la Reflexología actual con la técnica zonal por parte del Dr. Fitzgerald (1872-1942). Desde sus conocimientos anatómicos, Fitzgerald desarrolló una teoría basándose en la división del cuerpo por diez líneas imaginarias longitudinales y tres tramos transversales, donde cada una de estas zonas tenía en los pies su respectiva área refleja. Algunos de sus seguidores, como la masajista americana Eunice Ingham, dieron forma al mapa reflexológico actual.

La Reflexología permite trabajar todo el cuerpo a través de puntos reflejos ubicados en la planta de los pies. Las áreas reflejas de los pies se vinculan con las distintas partes del cuerpo a través de conexiones nerviosas (con el trabajo reflexológico de los puntos de los pies se envía un estímulo nervioso a las zonas reflejas alejadas) y canales de circulación energética (al presionar ciertos puntos de los pies se activa el flujo de la energía vital interviniendo sobre el funcionamiento de los diferentes órganos).

Con la Reflexología la persona lleva de forma inconsciente la atención hacia sus pies, permitiendo que su mente se relaje.

Shiatsu


El Shiatsu es una técnica relativamente nueva pero sus orígenes se remontan a las antiguas prácticas de manipulación provenientes de China e India. Hay fuentes, con más de 2.000 años de antigüedad, que hacen mención de un sistema de ejercicios llamados “Tao Yin”, los cuales se basan en movimientos conectados con la respiración y que incluyen un sistema de automasaje basado en puntos de presión para facilitar la desintoxicación, el rejuvenecimiento y la armonía de la fuerza vital.

El reconocimiento oficial del Shiatsu en Japón se debe al maestro Tokujiro Namikoshi, el cual creó el primer instituto de Shiatsu en 1925. Namikoshi unificó el Shiatsu con los conocimientos modernos de anatomía y fisiología importados de occidente, dando una impostación teórica y práctica de tipo exclusivamente occidental.

La medicina y filosofía tradicional fueron reintegradas por el maestro Shizuto Masunaga, que ofreció sus enseñanzas durante 10 años en la escuela de Namikoshi antes de abrir su propia escuela, que bautizaría con el nombre de “Lokai Center of Shiatsu”.

El Shiatsu aporta una relajación profunda del cuerpo y permite “abrir” los meridianos para que puedan ser reequilibrados con más facilidad. Para ello, el profesional de la técnica realiza, desde una actitud de escucha y acogida, maniobras y presiones concretas sobre puntos específicos llamados “tsubos”.

El Shiatsu permite a la persona que lo recibe tomar fácilmente conciencia de las tensiones acumuladas en su cuerpo y, a su vez, retorna al cuerpo su posición ergonómica original. 

Masaje Ayurvédico


El origen del Masaje Ayurvédico lo encontramos en la medicina tradicional de la India -donde se practica desde hace más de 5.000 años-, basada en la filosofía védica referente al conocimiento del universo. Ésta sostiene que el cosmos y todo lo que existe en la Naturaleza está formado por cinco elementos, los cuales corresponden a las cualidades manifestadas de la materia: espacio (etéreo), aire (gaseoso), fuego (luz, calor), agua (líquido) y tierra (sólido).

La combinación de los cinco elementos en el cuerpo humano conforma las energías biológicas del organismo llamadas Doshas, las cuales son: Vata, que se compone de éter + aire (fuerza del movimiento y aire vital-prana); Pitta, que se compone de fuego + agua (fuerza del calor, metabolismo); y Kapha, que se compone de agua + tierra (fuerza cohesiva y estructura). Estas fuerzas determinan nuestra constitución individual en lo físico, mental y emocional, y, según la filosofía Ayurveda, del equilibrio de los Doshas depende nuestro bienestar.

El Masaje Ayurvédico Abhyanga es una técnica fundamental dentro del Ayurveda. Abhyanga significa “untado en aceite” y consiste en un masaje de cuerpo entero en el que se usan aceites vegetales calientes -puros o con hierbas- indicados para cada Dosha.

El Masaje Ayurvédico actúa sobre la persona teniendo en cuenta no sólo los bloqueos energéticos localizados sino también la constitución individual de cada una, aplicando un trabajo tanto global -a través de la activación de la energía que circula por los canales energéticos llamados “nadis”– como específico a través de unos puntos muy concretos conocidos como “puntos marma”. Además, el Masaje Ayurvédico se nutre de las propiedades del aceite, el cual sensibiliza el tacto e intensifica el proceso de purificación.

DEF (Desbloqueo Emocional y Físico)


La técnica DEF es propia del Centro FAC y surge de la necesidad de ofrecer una técnica dentro del Método Keymac que permita deshacer los bloqueos energéticos que se han fijado en el tejido corporal.

La aplicación del DEF puede realizarse mediante distintas técnicas naturales. De este modo, esta técnica puede aplicarse desde el tacto más sutil y profundo que ofrece, por ejemplo, la técnica Sacrocraneal o la Osteopatía Visceral, hasta el uso de técnicas de masaje, mecimiento, movimiento y quiropraxia. Incluso podemos hacer uso de la palabra a través del diálogo. Todo depende del grado de tensión, conciencia, apertura y receptividad que presente la persona en cada momento.

Técnica Sacrocraneal


La Técnica Sacrocraneal tiene su origen entre finales del s. XIX y principios del s. XX. En esta época, el Dr. Sutherland (médico y osteópata) comprobó que los huesos del cráneo no estaban soldados y fijos entre sí sino que, gracias a todas sus suturas, podían manifestar un movimiento sutil y rítmico. Este movimiento estaba producido por el bombeo del líquido cefalorraquídeo al nutrir el cerebro y la médula espinal y a este ritmo se le denominó Movimiento Rítmico Primario (MRP).

Con esta técnica, se trabaja sobre todo el cuerpo, desde la cabeza hasta los pies.  El generador de este movimiento respiratorio es el Sistema Nervioso Central. Aun así, como que el cuerpo es una entidad global, este ritmo se puede percibir en todo el cuerpo. De este modo, un bloqueo no sólo altera el movimiento de la zona concreta si no que repercute en la totalidad del organismo.

Osteopatía


La Osteopatía nace en el siglo XIX de la mano del Dr. Andrew Taylor Still.

A través de esta técnica, promovemos el equilibrio de todas las vertientes que integran al individuo facilitando que éste reconecte con su eje central, y eliminamos las tensiones del organismo y las restricciones musculares o articulares de movilidad.

La disciplina osteopática puede subdividirse en distintas subcategorías, tales como la Osteopatía Estructural, Visceral, Funcional y Craneosacral.

Los principios que fundamentan las bases osteopáticas son: el cuerpo es una unidad; la forma anatómica de las estructuras del cuerpo determina sus funciones y, a su vez, la función para la que ha sido creada cada parte del cuerpo determina su forma y estructura; el cuerpo se autorregula, se autoprotege y tiene la capacidad de autorepararse; y la circulación sanguínea es clave para no enfermar.

RDA (Reeducación de Actitudes)


Igual que el DEF, el RDA es una técnica propia del Centro FAC y plantea como eje esencial el acompañamiento y el trabajo con las propias actitudes personales hacia su vida, su bienestar integral y su momento evolutivo.

La técnica RDA puede aplicarse desde distintos enfoques y técnicas, dependiendo de las necesidades de cada persona. De este modo, se trabaja tanto con las cogniciones como con las emociones y el cuerpo, sin olvidar el aspecto energético y evolutivo de la persona.

Algunas de las técnicas más utilizadas en las sesiones de RDA son: la terapia Gestalt, el diálogo estratégico, las técnicas proyectivas, el dibujo libre (sobre todo en niños), el trabajo con el inconsciente, el role playing, la relajación, las visualizaciones, etc.    

Masaje Neurosedante


El Masaje Neurosedante es una técnica que aplica maniobras muy suaves y que produce una profunda sensación de paz y de calma en la persona que lo recibe; es una técnica que permite a la persona dejarse ir y soltar aquellas tensiones acumuladas y aquellas rigideces que nos vamos instaurando sin, a veces, ser conscientes de ello.

En el Centre FAC solemos aplicar el Masaje Neurosedante como complemento de otra técnica natural. De esta manera, el Masaje Neurosedante nos permite que la persona entre en un profundo estado de relajación que le ayudará a interiorizar de forma óptima los beneficios de la técnica con la que se complementa.

Drenaje linfático


El Drenaje linfático es una técnica que consiste en una serie de maniobras manuales en las que se utilizan movimientos precisos, lentos y rítmicos con el fin de mejorar las funciones esenciales del sistema linfático.

La finalidad del drenaje linfático es activar la circulación de la linfa para que ésta no se estanque ni se sature de sustancias de desecho. Las maniobras específicas del drenaje linfático favorecen el paso de la linfa hacia los ganglios linfáticos regionales superficiales. De este modo, evitamos la retención de líquidos.

Conexión con la Esencia


La técnica de Conexión con la Esencia es propia del Centro FAC y se aplica en las últimas etapas del programa personal de salud, una vez que la persona ya está desbloqueada. Esta técnica ayuda a la persona a conectar con su sabiduría interior y a descubrir todo su potencial.

Esta terapia consta de tres sesiones: en la primera sesión, a través de una visualización, la persona consigue ver y sentir a su verdadero Ser. En la segunda y tercera etapa, la persona conecta con su Esencia e identifica si aquello con lo que está conectando se refiere a su mente o a su verdadera Esencia.

Estar conectado con la Esencia no se reduce sólo al momento en el que se practica la técnica ya que se trata de vivir desde esa luz interior de forma constante siendo conscientes de que, si nos “apagamos”, tenemos que volver a “encendernos”.

Principales características del programa personal de salud basado en el Método Keymac

1. Detección de los bloqueos energéticos

Detectamos los bloqueos energéticos mediante una exploración energética a través del cuerpo físico y del intercambio de informaciones entre el profesional y la persona que acude al Centre FAC.

2. Eliminación de los bloqueos energéticos

Para erradicar los bloqueos energéticos, usamos una combinación estratégica de determinadas técnicas naturales -Acupuntura, Reflexología, Masaje Ayurvédico o Shiatsu, entre otras-, las cuales aplicamos de una forma precisa y adaptada al Método Keymac y a los bloqueos localizados.

3. Trabajo en equipo

Formamos un equipo multidisciplinar de profesionales en técnicas naturales que trabajamos de forma rigurosa, responsable, comprometida y coordinada para la mejora de la calidad de vida de las personas.

4. Seguimiento personalizado

La persona que realiza el programa personal de salud recibe un seguimiento personalizado durante todo su proceso. De este modo, adaptamos cada una de las fases del programa anteriormente descritas al ritmo de desbloqueo de cada cual para ajustarnos a sus necesidades.

5. Herramientas para la autogestión emocional

A lo largo del programa personal de salud, la persona va recibiendo herramientas que le permitirán, de forma autónoma, gestionar las emociones derivadas de aquellas situaciones que anteriormente la bloqueaban, cultivando así su inteligencia emocional.

6. Reconexión con la Esencia

Cuando la persona se libera de los bloqueos energéticos, no sólo restablece su estado natural de equilibrio a nivel integral, sino que también recupera la capacidad de reconectar con su Esencia, es decir, con quien es realmente, retomando las riendas de su vida y motivando aquellos cambios vitales que le serán favorables.

Testimonios

[…] La terapia en FAC no sólo me ha ayudado a sobrellevar estas situaciones con serenidad y sabiduría, sino que me ha ayudado a situarme desde otra perspectiva en la vida, tomando las riendas, y decidiendo mi propio camino […]

Carles Coarasa

La experiencia en el Centro FAC ha sido muy enriquecedora, y han sucedido cambios profundos internos y en mi vida cuotidiana. Todos y cada uno de los terapeutas y profesionales están completamente entregados a su labor […]

“Kamla”

[…] Llegué siendo una persona insegura, nerviosa, arisca, con un gran cúmulo de problemas y con miedo al futuro. Ahora salgo siendo yo mismo, conociendo y sintiendo lo que hago, controlando las situaciones […]

Antonio

Cuando llegué a FAC era una persona totalmente diferente a la que soy hoy. En un principio me sentía frustrada; tenía la sensación de no haber encontrado mi paz interior. No había alcanzado el equilibrio entre mente y cuerpo […]

Patricia Pastor

Conèixer FAC ha estat conèixer-me a mi mateixa; m’han ajudat a treure’m les pors i la meva vida ha fet una canvi de rumb. Gràcies a tot l’equip de professionals, i a tu, Griselda, per la vostra aportació a la meva nova vida […]

Marta

[…] En el transcurs d’aquest temps el nostre fill va començar a millorar, van ser uns temps convulsos i emocionalment molt potents, ara bé, el gran equip de FAC sempre va estar al nostre costat recolzant-nos i acompanyant-nos […]

Familia Ibáñez Garra

[…] La gente que me conoce me pregunta qué he hecho porque han notado un cambio enorme no solo físicamente, sino en mi actitud y comportamiento, incluso en mi manera de hablar y expresarme […]

Silvia Arroyo

¿Quieres ponerte en contacto con nosotros?

Por favor, rellena el formulario para que podamos gestionar tu consulta. Tus datos serán tratados de forma confidencial.

Acepto recibir información de Centre FAC

Solicita más información




Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top